menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Proyecto Quartz

SES Technom y la ESA mejorarán la ciberseguridad con satélites

08/05/2018 | Madrid

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha firmado un contrato con la empresa SES Techcom para crear un sistema confiable y seguro del sistema de cifrado de claves cuánticas, llamado Quartz. Este estudio forma parte del programa Artes ScyLight de la ESA para fomentar el desarrollo y despliegue de tecnologías ópticas innovadoras para la comunicación satelital.

Bajo este acuerdo, la ESA ayudará a SES Technom a investigar cómo los satélites pueden distribuir las claves de los fotones para ayudar a asegurar el cifrado. El estudio Quartz es el primero que se realiza a nivel comercial para proporcionar un sistema cifrado de claves seguro a nivel mundial.

Este estudio tratará de desarrollar una plataforma bajo un sistema Quantum key distribution (QKD), un método de seguridad en comunicación que implementa un sistema de encriptación de datos. El QKD es un protocolo robusto y estable que se basará en la tecnología satelital para su uso en redes dispersas en la geografía.

La directora de telecomunicaciones y aplicaciones integradas de la ESA, Magali Vaissiere, explicó que "Quartz es un excelente ejemplo de combinar el trabajo de investigación de las comunidades científicas y los requisitos de la industria privada con el apoyo del programa ScyLight de la ESA para desarrollar futuras aplicaciones".

Nuevas tecnologías basadas en el QKD

 

Actualmente, los matemáticos usan algoritmos que pueden crear claves de criptografía generando números de manera aleatoria, a través de navegadores web, infraestructuras de tierra para energía, agua o transporte, e incluso para proteger sistemas críticos de satélite.

Estos sistemas podrían ser vulnerables a ataques informáticos con las nuevas técnicas de descifrado. Es por esto que la ESA está investigando nuevas tecnologías de cifrado como la QKD, que está restringida al soporte tradicional de la fibra óptica, limitando la transmisión de la información en el suelo a solo unos pocos cientos de kilómetros antes de que la señal se desvanezca.

La ESA ha mejorado esta tecnología demostrando que “los fotones se pueden recolectar y distribuir en el espacio libre, de satélite a satélite, de satélite a tierra y viceversa. Un satélite que lleva una llave puede distribuirlo a los clientes en cualquier parte de la Tierra”, explicaron investigadores de la ESA.

Foto: ESA.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje