menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Programa Cosmic Vision

La ESA estudia una misión a Venus para 2032

10/05/2018 | Madrid

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha puesto en marcha la quinta misión de clase media (M5) de su programa de ciencia Cosmic Vison, seleccionando un total de tres propuestas, entre las que se encuentra una misión para estudiar la atmósfera de Venus, llamada EnVision.

Un total de 25 propuestas fueron presentadas para poder formar parte de la M5 del Cosmic Vision, una misión que tiene fecha prevista para lanzarse en el año 2032. Tres fueron las elegidas, una de ellas estudiará la energía del Universo temprano (Theseus), otra será un observatorio infrarrojo para estudiar la formación de estrellas, planetas y galaxias (Spica) y, por último, un nuevo orbitador a Venus (Envision).

El director de ciencia de la ESA, Günther Hasinger, dijo que “cada una de las propuestas seleccionadas tiene un alto valor científico y garantizaría la continuación de la experiencia de Europa en los campos de la ciencia planetaria, la astrofísica y la cosmología”.

Theseus

 

Theseus es una nueva misión para hacer un censo completo de ráfagas de rayos gamma de los primeros mil millones de años del Universo, para ayudar a arrojar luz sobre el ciclo de vida de las primeras estrellas.

Además, Theseus también podría realizar un seguimiento de las observaciones de ondas gravitacionales mediante la localización e identificación de la radiación de las fuentes detectadas por otros detectores.

Spica

 

Spica es un proyecto junto con Japón, que ofrece mejoras significativas en las capacidades espectroscópicas y topográficas del infrarrojo lejano sobre observatorios, que aseguraría que se puedan hacer avances continuos en este campo.

Envision

 

EnVision sería una continuación de la misión Venus Express de la ESA, que investiga la atmósfera. Esta continuación sería una misión conjunta con la NASA y determinará la naturaleza y el estado actual de la actividad geológica en Venus y su relación con la atmósfera, para comprender mejor las diferentes vías evolutivas de los dos planetas.

Además, cartografiaría la superficie y obtendría imágenes de radar detalladas, mejorando las obtenidas por el Magellan de la NASA en la década de 1990 para proporcionar una mayor comprensión de la evolución geológica de la superficie.

Foto: ESA.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje