menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Sonda Change-4

El rover chino Yutu-2 comienza su misión en la cara oculta de la Luna

09/01/2019 | Madrid

La Administración Nacional del Espacio de China (ANEC) ha anunciado que el rover de la sonda Change-4, que llegó la semana pasada a la cara oculta de la Luna por primera vez en la historia, se ha separado del módulo y ha descendido a la superficie lunar.

El rover, llamado Yutu-2, es, según los científicos chinos, más ligero, más inteligente, más fuerte y más confiable que su predecesor. En este sentido, los invetsigadores esperan que el aparato viaje más lejos para enviar más imágenes del terreno desconocido.

El jefe del diseño de la sonda Change-4 de la Academia China de Tecnología Espacial (CAST), Jia Yang, ha explicado que “Yutu-2 de 135 kilogramos es dos kilogramos más ligero que su predecesor. La razón principal de la reducción de peso es la eliminación de un brazo robótico y su reemplazo por un instrumento desarrollado por científicos suecos para analizar el entorno de radiación en la superficie lunar”.

Al igual que Yutu, que aterrizó en la Luna a fines de 2013, el nuevo rover lleva un radar de penetración en el subsuelo para detectar la estructura de la Luna cerca de la superficie y un espectrómetro infrarrojo para analizar la composición química de las sustancias lunares. El sistema tiene una vida útil de tres meses y puede atravesar rocas de hasta 20 centímetros a una velocidad máxima de 200 metros por hora.

Más inteligente que su predecesor

 

El director ejecutivo del proyecto de sondeo Change-4 de la CAST, Zhang He, ha detallado que “durante la noche en la Luna, las temperaturas pueden bajar a aproximadamente 180 grados celsius. Durante la misión Change-3, el centro de control terrestre ordenó que el vehículo permaneciera inactivo cada noche. Una vez que el sol saliera, Yutu se despertaría automáticamente, pero necesitaba un control sobre el terreno para indicarle que iniciara el modo de trabajo”.

Sin embargo, Yutu-2 entrará automáticamente en el estado inactivo según el nivel de luz solar. "Hicimos este ajuste porque la comunicación entre el control de tierra y la sonda en la cara oculta de la Luna no es tan conveniente como la comunicación con Change-3", ha añadido Zhang.

El primer rover lunar de China, Yutu, sufrió una falla mecánica después de conducir unos 114 metros hace cinco años. "Cómo resolver ese problema para que no volviese a suceder fue el principal desafío en el desarrollo del nuevo rover", ha indicado Zhang.

Foto: CAST.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje