menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Seguridad espacial

La ESA salva a Aeolus de colisionar con un satélite de SpaceX

Predicción de la colisión. Fotor: ESA.

Predicción de la colisión. Fotor: ESA.

05/09/2019 | Madrid    0

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha realizado, por primera vez, una maniobra para evitar una colisión entre su sistema Aeolus y un satélite de la constelación Starlink de la estadounidense SpaceX.

Según la ESA, “a medida que el número de satélites en el espacio aumenta, los acercamientos entre dos naves espaciales operadas ocurrirán con mayor frecuencia. En comparación con tales conjunciones con desechos espaciales, estos requieren esfuerzos de coordinación para evitar acciones conflictivas”.

Hoy en día, el proceso de evitación entre dos satélites operativos es en gran parte manual y ad hoc, y ya no será práctico ya que la cantidad de alertas aumenta con el aumento de los vuelos espaciales. "Este ejemplo muestra que, en ausencia de reglas de tráfico y protocolos de comunicación, la prevención de colisiones depende completamente del pragmatismo de los operadores involucrados", ha explicado el jefe de seguridad espacial de la ESA, Holger Krag.

La ESA propone una iniciativa automatizada de estimación y mitigación de riesgos como parte de sus actividades de seguridad espacial. Esto proporcionará y demostrará los tipos de tecnología necesarios para automatizar el proceso de prevención de colisiones, permitiendo que las decisiones de maniobra generadas por la máquina, coordinadas y sin conflictos aceleren todo el proceso.

A medida que pasaron los días, la probabilidad de colisión continuó aumentando, y para el miércoles 28 de agosto el equipo decidió comunicarse con Starlink para discutir sus opciones. En un día, el equipo de Starlink informó a la ESA que no tenían planes de tomar medidas en este momento.

Por su parte, la ESA preparó una maniobra de evitación que aumentaría la altitud de Aeolus en 350 metros asegurando que pasaría cómodamente sobre el otro satélite, y el equipo continuó monitoreando la situación.

El domingo, a medida que la probabilidad seguía aumentando, se tomó la decisión final de implementar la maniobra, y los comandos se enviaron a la nave espacial desde el centro de control de misiones de la ESA en Alemania. En este momento, las posibilidades de colisión eran de alrededor de una en 1000, diez veces más altas que el umbral.

Desde entonces, los equipos en tierra han seguido recibiendo datos científicos de la nave espacial, lo que significa que las operaciones han vuelto al modo normal de recolección de ciencia.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje