menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Solar Orbiter

La misión "más ambiciosa y apasionante" de la ESA-NASA, lista para lanzarse

Conferencia de prensa en Múnich. Foto: MBS.

Conferencia de prensa en Múnich. Foto: MBS.

21/10/2019 | Múnich    0

Marta Blanco Sánchez

La Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA están listos para lanzar su misión conjunta al Sol. Construida por Airbus Defence & Space, Solar Orbiter estudiará en detalle el Sol y sus efectos sobre el sistema solar. Esta misión, según el Head of Earth Observation, Navigation and Science Institutional Satelite Projects de Airbus, Eckard Settelmeyer, es “la más ambiciosa y apasionante que ha diseñado la empresa”.

Airbus, la ESA e IABG han presentado en Múnich (Alemania) la campaña de lanzamiento del Solar Orbiter, donde Infoespacial.com ha tenido la oportunidad de visitar al satélite antes de su viaje a Cabo Cañaveral (Florida) y hablar con los científicos del proyecto.

La sonda espacial transporta un conjunto de instrumentos complementarios que medirán las partículas, los campos y las ondas de plasma a través de las que viaja, y al mismo tiempo realiza observaciones de la superficie y de la atmósfera exterior del Sol, la fotosfera y la corona.

Desde octubre de 2018, Solar Orbiter se ha sometido a una serie de pruebas en el centro de ensayos espaciales de IABG cerca de Múnich. Se han realizado pruebas de compatibilidad electromagnética, de vibración y de vacío térmico, así como de despliegue de los paneles solares y de las pértigas de la nave. Todas las pruebas han concluido con éxito. “Dado que va a viajar tan cerca del Sol, algunas piezas de la nave tendrán que soportar temperaturas de más de 500 grados centígrados, mientras que otras se mantendrán permanentemente a la sombra y se someterán a unos gélidos - 180 grados centígrados”, ha explicado el jefe de proyecto de Solar Orbiter de Airbus, Ian Walters.

Cuando alcance su punto más cercano al Sol, Solar Orbiter estará más próximo a la estrella que Mercurio, a una distancia de 42 millones de kilómetros en una órbita que le sacará del plano eclíptico. Desde ahí podrá realizar observaciones de la misma región de la superficie del Sol durante largo tiempo y tendrá acceso visual a sus regiones polares.  

Desafíos de la misión

 

Los expertos, científicos e investigadores que han contribuido a la misión han detallado durante la conferencia en Múnich los desafíos a los que se han enfrentado durante todos los años de desarrollo.

En este sentido, el jefe del proyecto, César García, ha indicado que “el primer desafío es hacer que sobreviva al calor porque el punto de fusión de aluminio es de 600 grados. El segundo desafío es si tienes un escudo, ¿cómo puedes ver el sol? tenemos agujeros en él. El último es hacer que los paneles solares desaparezcan electrostáticamente y que no interfieran con las mediciones”.

Solar Orbiter debe resistir una intensa radiación térmica, de modo que es preciso proteger su conjunto de instrumentos, permitiendo a la vez que observen el Sol. El escudo térmico y la nueva tecnología de paneles solares de alta temperatura son esenciales para el éxito de su operación. Para posicionarse y elevar su órbita por encima de los polos, Solar Orbiter realizará una serie de sobrevuelos con asistencia gravitatoria de la Tierra y de Venus.

Por su parte, Frédéric Auchère del Institut d’Astrophysique Spatiale de la Université Paris, ha explicado que “Solar Orbiter se trata de ir a nuevos lugares donde ningún otro telescopio solar haya pasado antes. Por primera vez podremos hacer conexiones entre lo que está haciendo el Sol y cómo le afecta nuestro medio ambiente. Al comprender estos procesos, podremos entender el Universo como un todo”.

El científico del proyecto Solar Orbiter de la ESA Daniel Müller ha detallado que los otros de los objetivos de la misión “son saber la variabilidad de la helioesfera, cómo se producen las erupciones solares y por qué. Es la primera misión helioesférica científica desde Soho”.

El satélite estudiará el Sol y su dinámico viento solar de cerca, con mucho más detalle que antes. Observará las regiones polares aún inexploradas de nuestra estrella madre y proporcionará información clave sobre cómo impulsa el clima espacial en constante cambio en todo el Sistema Solar. “Vamos a nuevos sitios. Vamos a poder predecir muchas cosas con gran resolución. Nos ayudará a entender la historia y cómo es nuestra estrella. Las erupciones solares siguen siendo un misterio para nosotros, pero con Solar Orbiter podremos resolverlo”, ha concluido Auchère.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje