menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Misión de la ESA

El Solar Orbiter completa con éxito su puesta en servicio

Solar Orbiter. Foto: ESA

Solar Orbiter. Foto: ESA

01/07/2020 | Madrid    0

La sonda Solar Orbiter de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha completado con éxito su puesta en servicio y, tras cuatro meses de verificaciones técnicas,  ya comienza a recolectar datos mientras continúa su viaje rumbo al Sol.

El equipo científico de la misión pudo corroborar, entre el 17 y 22 de junio, el funcionamiento conjunto de todos los instrumentos del Solar Orbiter, que en estos momentos se encuentra a más de 160 millones de kilómetros de la Tierra.

Al respecto, el científico de la ESA Daniel Müller explicó que “en estos cuatro meses desde el lanzamiento, los diez instrumentos a bordo se han comprobado y calibrado cuidadosamente uno a uno, como si se tratara de afinar los distintos instrumentos de una orquesta, ahora es el momento de que empiecen a tocar”.

Con la puesta en marcha de todos los sistemas, el equipo de la misión podrá comenzar a combinar las imágenes de todos los telescopios y a recabar datos complementarios de distintas partes del Sol, incluida la superficie, la atmósfera exterior  y la heliósfera más amplia que lo rodea. Las primeras imágenes se publicarán a mediados de julio.

En el caso del magnetómetro (MAC), este comenzó a operar un día después del lanzamiento del Solar Orbiter, desde entonces recopila datos valiosos: ya se dispone de 2.000 millones de mediciones para analizar.

Esta información permitirá al equipo entender el campo magnético que genera la propia nave para poder eliminarlo de los datos científicos y dejar únicamente el campo magnético que llega al espacio desde el Sol.

Trabajos durante la pandemia

 

La pandemia del coronavirus sorprendió al equipo del Solar Orbiter en plena puesta en servicio de los diferentes instrumentos de la sonda. Las medidas de aislamiento social obligaron a reducir el número de  científicos  presentes en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC), con sede en Alemania.

El proceso se dificultó incluso más cuando varios trabajadores del ESOC dieron positivo en los test de coronavirus y el centro tuvo que cerrar en su totalidad, lo que forzó el apagado de todos los instrumentos del Solar Orbiter en funcionamiento hasta ese momento.

Afortunadamente, una semana después, una plantilla mínima regresó para trabajar remotamente con el resto del equipo y así poder llevar a cabo la fase de puesta en servicio.

Sobre esto, el investigador del Real Observatorio de Bélgica David Berghmans aseguró: “Sin duda es la primera misión en la que todos los instrumentos se han puesto en servicio desde casa”.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje