menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Misiones de observación de la Tierra

La ESA confirma el peor escenario posible en la subida del nivel del mar

Satélite Sentinel-1 de Copernicus. Foto: ESA

Satélite Sentinel-1 de Copernicus. Foto: ESA

09/09/2020 | Madrid    0

Los datos recolectados por diversas misiones de observación de la Tierra de la Agencia Espacial Europea (ESA) han confirmado el incremento en el ritmo de pérdida del manto de hielo en Groenlandia y la Antártida. Esta información sitúa al planeta en el peor de los escenarios previstos en relación a la subida del nivel del mar.

Estas son las principales conclusiones de un estudio llevado a cabo por un grupo de científicos que integran el Ejercicio Intercomparativo de Balance de Masas de la Capa de Hielo (Imbie), una colaboración internacional, cofinanciada por la ESA y la NASA, que busca reducir la incertidumbre de las distintas mediciones satelitales del balance de masas del manto de hielo.

La investigación del Imbie emplea datos de las misiones ERS-1, ERS-2, Envisat y CryoSat de la ESA, así como la misión Sentinel-1 del programa Copernicus, con el objetivo de vigilar los cambios en el volumen, el flujo y la masa del manto polar.

Desde el inicio de los registros sistemáticos de la capa de hielo de la Tierra, a principios de la década de los años noventa, los polos han perdido 6.400 millones de toneladas de hielo y, en conseciencia, el nivel del mar aumente hasta 17,8 milímetros.

De continuar con este ritmo, la desaparición de la capa de hielo hará que el nivel del mar suba otros 17 cm, en perjuicio de 16 millones de personas que, a finales de este siglo, quedarían expuestas a inundaciones.

La importancia de los satélites

 

Uno de los autores principales del estudio Tom Slater, del Centro para la Observación y el Modelado Polares (CPOM) de la Universidad de Leeds, no duda en destacar la importancia que tienen las misiones satelitales en el monitoreo constante de la salud del hielo polar y el nivel de los océanos.

“Las observaciones por satélite no solo nos dicen cuánto hielo se ha derretido, también nos ayudan a identificar y comprender qué partes de la Antártida y de Groenlandia lo están perdiendo y a través de qué procesos, lo que resulta fundamental para mejorar nuestros modelos”, subraya Salter.

Por su parte, la coautora del estudio e investigadora del Instituto Meteorológico de Dinamarca Ruth Mottram asegura quelos datos de las misiones satelitales de la ESA han posibilitado avances en la comprensión del comportamiento de la capa de hielo durante las últimas tres décadas.

Y añade: “La familia de altímetros radar de los satélites ERS-1, ERS-2, Envisat y CryoSat llevan desde principios de los años noventa proporcionando registros continuos y a largo plazo de los cambios en el manto de hielo”.

Al respecto, el científico de la ESA Marcus Engdahl señala que las futuras misiones de Copernicus, como Crystal, Rose-L y CIMR, serán vitales para futuras investigaciones de este tipo.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje