menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Misión de defensa planetaria

La ESA firma el contrato para el desarrollo de la misión Hera

Firma del acuerdo Foto: ESA

Firma del acuerdo Foto: ESA

15/09/2020 | Madrid    0

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha firmado el contrato para el desarrollo de Hera, la contribución europea a la misión internacional de defensa planetaria ante la amenaza de los asteroides.

El contrato, valorado en 129,4 millones de euros, ha sido adjudicado a un consorcio liderado por OHB System AG e incluye la construcción, integración y prueba del satélite, junto a un sistema de guía, navegación y control (GNC). 

Hera, cuyo lanzamiento está previsto para octubre de 2024, demostrará múltiples tecnologías novedosas -como la navegación autónoma alrededor de un asteroide- y recopilará información clave para ayudar a la comprensión sobre las composiciones y estructuras de los asteroides.

Asimismo, Hera -del tamaño de un escritorio- desplegará los primeros CubeSats europeos en el espacio profundo para la inspección cercana de asteroides, incluida la primera sonda de radar del interior de uno de estos objetos espaciales.

Participación española

 

Dentro del reparto de los trabajos entre los 17 Estados miembros de la ESA, España estará a cargo del desarrollo del sistema avanzado de guía, navegación y control (GNC) del Hera, que será construido en su totalidad por la empresa GMV.

Además, TAS-España será el responsable del sistema de comunicaciones de espacio profundo entre la nave espacial y las estaciones en la Tierra. Por su parte, Sener proporcionará el sistema de antenas.

Finalmente, la compañía Emxys será la encargada de desarrollar el gravímetro de uno de los dos CubeSats que transportará Hera. 

Coordinación con la NASA

 

En el marco de la misión AIDA (Evaluación de Impacto y Desviación de Asteroides), la nave espacial de la NASA DART viajará, en julio de 2021, hasta el sistema de asteroides binario Didymos, cuyo cuerpo principal posee 780 metros de díámetro y es orbitado por uno más pequeño, de 160 metros, llamado Dimorfos.

Según lo planeado, DART realizará un impacto cinético sobre Dimorfos, en septiembre de 2022, con el objetivo de modificar su órbita y originar un cráter en su superficie. De tener éxito, este asteroide se convertirá en el primer cuerpo celeste en tener sus características orbitales y físicas intencionalmente alteradas por la intervención humana.

A finales de 2026, Hera llegará al sistema de asteroides para realizar al menos seis meses de estudio detallado. A través de una serie de sobrevuelos, la misión europea será la encargada de medir el cráter dejado por DART a una resolución de 10 centímetros, que darán una idea de las características de la superficie y composición del asteroide.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje