menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Contrato por 482 millones de euros

Thales Alenia Space y la ESA firman el contrato para la construcción del ROSE-L

El futuro satélite ROSE-L de Copernicus. Foto: Thales Alenia Space

El futuro satélite ROSE-L de Copernicus. Foto: Thales Alenia Space

07/12/2020 | Madrid    0

La empresa Thales Alenia Space y la Agencia Espacial Europea (ESA) han firmado el contrato para la construcción del satélite ROSE-L (Radar Observation System for Europe in L-band), uno de los sistemas que conforman la nueva generación del programa de observación de la Tierra Copernicus.

De esta manera, la joint venture entre Thales y Leonardo será el contratista principal del programa, valorado en 482 millones de euros, y tendrá como socio principal a Airbus Defence and Space, que estará a cargo del instrumento radar.

Una vez en órbita, el satélite tendrá diferentes aplicaciones: medición de la humedad del suelo, cartografía de la cubierta terrestre, diferenciación de cultivos y determinación de su estado, caracterización de la cubierta forestal, seguridad alimentaria, agricultura de precisión, vigilancia marítima y monitorización de los riesgos naturales y antrópicos.

Además, la misión ayudará en la vigilancia operativa de la criosfera y de las regiones polares, en particular, los hielos terrestres y marinos. También se podrá utilizar en otras áreas de emergencia gracias a la complementariedad y las sinergias con los sistemas SAR (radares de apertura sintética) en las bandas C y X.

La plataforma

 

ROSE-L estará basado en la nueva plataforma multimisión (MILA) de Thales Alenia Space y llevará a bordo un radar SAR en banda L para vigilar, día y noche, superficies terrestres, océanos y hielos. Con una masa de 2.060 kg en el momento del lanzamiento, el sistema podrá ir embarcado en los lanzadores Vega C y Ariane 6, y se posicionará en una órbita a 700 km de altitud.

El satélite ofrecerá una mejor frecuencia de revisita, polarimetría integral, alta resolución espacial, alta sensibilidad, baja ambigüedad y capacidad de interferometría transversal con una o varias pasadas.

El nuevo integrante de la familia Copernicus contará con una antena plana con matriz en fase ultraligera e innovadora en banda L, de 11 m x 3,6 m con 5 paneles desplegables. Asimismo, llevará un conjunto de tres cámaras de vigilancia que comprobarán que tanto la antena SAR como los paneles solares se desplieguen correctamente.

Al respecto, el CEO de Thales Alenia Space, Hervé Derrey, aseguró que “los datos de ROSE-L van a permitir reducir el tiempo que transcurre entre un desastre natural o antrópico y el envío de la primera imagen de la zona afectada, lo cual es esencial para la seguridad de los seres humanos”.

Contribuciones industriales

 

Thales Alenia Space repartirá los trabajos del satélite entre sus diferentes filiales europeas. Así, en las instalaciones que la compañía posee en Bélgica se desarrollán la unidad de distribución y control de potencia (PCDU) y el conjunto de celdas fotovoltaicas (PVA) de los paneles solares.

Por su parte, la filial en Suiza estará a cargo de las cámaras de monitoreo y Thales Alenia Space en España será la responsable del subsistema de transmisión en banda Ka (KTA), de la unidad de interfaz remota (RIU) y del transpondedor en banda S (SBT).

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje