COMUNICADOS

El personal del IAA-CSIC manifiesta su malestar por la situación de los centros de investigación

23/07/2012 -

El personal del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) quiere manifestar su malestar y preocupación por la situación que atraviesan los centros de investigación del CSIC debido a las sucesivas restricciones presupuestarias y a la reciente circular enviada desde la Organización Central del CSIC que informa de la paralización, hasta nuevo aviso, de todos los pagos (exceptuando nóminas, seguridad social, intereses de demora, tributos y devoluciones a Tesoro).

Este personal hace constar que la mayor parte de sus proyectos de investigación son sufragados con fondos internacionales, nacionales y autonómicos obtenidos por los científicos en procesos de libre competición. El CSIC, en este sentido, actúa como depositario de estos recursos cuyos responsables legales son los Investigadores Principales de los proyectos subvencionados con ellos. Estas medidas ponen en peligro la actividad investigadora del mayor Organismo Público de Investigación (OPI) español, son irregulares y podrían interpretarse como un caso de "corralito" institucional.

La disminución constante del presupuesto anual del CSIC ha conducido al incumplimiento de los compromisos adquiridos por el CSIC en el Plan Estratégico 2010-2013, donde se establecían las inversiones en I+D+i a realizar en el cuatrienio. Ello ha supuesto la desaparición de la práctica totalidad de las ofertas de empleo, la alta precariedad laboral, la escasa inversión en equipamiento científico, las dificultades de ejecución de los proyectos de investigación y el éxodo de científicos de nuestro país. Sirva de ejemplo que desde hace años el CSIC apenas cubre las jubilaciones y la actual edad media del funcionariado investigador supera los cincuenta años.

El retraso en la transferencia de dinero desde los ministerios correspondientes ha provocado una falta de liquidez que impide el pago de los gastos asociados a la actividad científica, entre otros publicación y difusión de los resultados, nueva instrumentación, patentes, congresos y reuniones científicas o actividades de formación. Dicho retraso puede conducir al incumplimiento de algunos acuerdos internacionales referidos a instrumentación de vanguardia y a la falta de representación en organismos y foros científicos, lo que deterioraría la imagen externa de nuestro país y del propio CSIC.

Los retrasos en los pagos de los salarios a los investigadores en fase inicial han sido habituales en el último año, aun cuando hayan sido siempre justificados por el Ministerio correspondiente en términos de errores administrativos. La disminución en el número de becas y contratos de formación supone una gran incertidumbre y precariedad para nuestros jóvenes investigadores.

I+D+i, BENEFICIO PARA LA SOCIEDAD

La disminución de la inversión en estas actividades puede conducir a la degradación y al desmantelamiento del tejido científico-técnico del país. Esto afectaría al futuro de nuestros jóvenes, a nuestra capacidad de modernizar el tejido productivo con nuevas tecnologías y, consecuentemente a nuestro desarrollo económico y al empleo.

Somos un colectivo que ha demostrado su profesionalidad y nos hallamos ante una situación insostenible debida, en buena medida, a la pésima gestión de los recursos públicos. Por este motivo nos dirigimos a los medios de comunicación con el objeto de advertir a la sociedad española de la grave situación que no solo afecta a un colectivo muy cualificado sino que compromete el futuro de
nuestro país.

Debido a lo anteriormente expuesto los trabajadores de este centro realizaremos concentraciones diarias a las 12:00 horas ante las puertas de este centro con objeto de denunciar esta situación, iniciar un proceso de recogida de firmas de apoyo, presentar un escrito a la organización central del CSIC, y coordinar con otros centros de investigación la realización de actividades de información y reivindicación conjuntas. Estas y otras acciones que se pudieran acordar se mantendrán hasta que la situación se normalice y se adopten las medidas necesarias para que evitar se repita en el futuro.

Esperamos que el paso dado por este Gobierno en relación con el CSIC no sea premonitorio de lo que sucederá en las próximas semanas a otros colectivos estatales o autonómicos.

 

SÍGUENOS EN