basura

Astroscale avanza en el acercamiento controlado para la retirada de escombros espaciales

El 7 de abril, el servicer maniobró con éxito hasta una distancia de 159 metros del cliente, y se validó la capacidad del servicer para buscar y detectar al cliente, permitiendo la transición de la navegación absoluta, que se basa en el GPS y en las observaciones en tierra, a la navegación relativa, utilizando los sensores de a bordo.A pesar de no haber podido completar aún la demostración de captura autónoma, la misión Elsa-d ha demostrado varias tecnologías clave necesarias para la captura de desechos orbitales, algunas, según han comunicado desde Astroscale son el “éxito de los algoritmos de guiado, navegación y control autónomos, control de bucle cerrado, maniobra autónoma de encuentro con propulsores y control de actitud o el mecanismo de captura magnética mediante una placa de acoplamiento”.Con la finalización de esta operación crítica, el servicer se ha alejado una vez más del cliente y permanecerá a una distancia estable durante varios meses.