Todo listo para el despegue del astronauta alemán Alexander Gerst
Mundo >

Todo listo para el despegue del astronauta alemán Alexander Gerst

|

(infoespacial.com) Madrid.- Todo ya está listo para que hoy 28 de mayo despegue la Expedición 40 rumbo la Estación Espacial Internacional (ISS) mientras uno de sus tripulantes, el alemán Alexander Gerst, de la Agencia Espacial Europea (ESA), se ha preparado a conciencia para la desorientación de vivir en condiciones de ingravidez. Los médicos rusos creen que la inclinación de los astronautas cabeza abajo y en sillas que giran da una primera muestra de la confusión que experimentará Alexander y sus camaradas en condiciones de falta de gravedad.

Es posible que Alexander Gerst, como la mayoría de los astronautas, sufra el ‘mareo del espacio’ durante los primeros días en órbita hasta que su cuerpo se adapte al nuevo entorno. El cerebro y otros órganos reciben señales contradictorias en condiciones de ingravidez -los ojos de Alexander le indicarán que se está moviendo alrededor de la ISS, pero su sentido de movimiento le dirá lo contrario. No obstante, la tripulación debe manejar la nave Soyuz inmediatamente después de su lanzamiento y luego empezar a trabajar en la ISS. Durante los primeros días en el espacio, muchos experimentos de fisiología humana estudian cómo el cuerpo se adapta a las nuevas condiciones vitales. Los tres cosmonautas están en cuarentena antes de su lanzamiento, y el contacto con personas que no sean médicos ni personal clave se mantiene al mínimo. Un simple resfriado puede poner toda la misión en peligro y Alexander ha estado entrenando más de dos años para este vuelo. Gerst cumple muchas de las tradiciones desarrolladas a lo largo de los años en el período previo al despegue de una cápsula Soyuz. La tripulación duerme en el "hotel del cosmonauta” y firma en la puerta de su habitación antes de salir hacia la rampa.

Antes habrán plantado un árbol detrás del hotel para dejar un legado vivo y el día antes del lanzamiento verán la película rusa clásica ‘Sol blanco del desierto’. El autobús que transporta a Alexander, al comandante ruso Maxim Suraev y al astronauta de la NASA Reid Wiseman al lugar de lanzamiento hará una pequeña técnica para que los tres hagan sus necesidades como hizo Yuri Gagarin en su camino de convertirse en el primer humano que llegó al espacio. Y como precaución final, una última bendición a manos de un sacerdote ortodoxo pues ya lo dice el refrán: más vale prevenir que curar. Un ascensor llevará al trío a la parte superior del cohete de 45 metros de altura. Tendrán que esperar dos horas en la estrecha cabina mientras los técnicos completan los preparativos hasta que el cohete encienda sus motores y consuma 274 toneladas de combustible camino de su órbita. En menos de 10 minutos harán 1.640 kilómetros y acelerarán hasta los 28.000 kilómetros por hora antes de llegar seis horas más tarde a su nuevo hogar para los próximos seis meses, el laboratorio más caro del mundo.

El despegue se producirá a las 20:56 GMT desde el cosmódromo de Baikonur, en la ex república soviética de Kazajistán. Este será el comienzo de la misión Blue Dot del astronauta germano, durante la que servirá como científico e ingeniero de vuelo de las Expediciones 40 y 41.

A bordo de la Estación Alexander llevará a cabo docenas de experimentos científicos en áreas como la física, la biología, la fisiología humana o el estudio de la radiación. Entre sus tareas destaca la instalación y puesta en servicio del levitador electromagnético MSL-EML, una especie de horno diseñado en Alemania para procesar materiales en el espacio sin necesidad de un recipiente, que llegará al complejo orbital en julio a bordo del ATV-5 de la ESA.

Alexander tiene un doctorado en Geofísica y Vulcanología, y es miembro del Cuerpo Europeo de Astronautas desde el año 2009.

Nacido en la ciudad alemana de Künzelsau hace 38 años, Alexander lleva cuatro años entrenándose para esta misión tan especial, durante la que estará viviendo y realizando experimentos científicos en condiciones de microgravedad, a 400 kilómetros de nuestro planeta.

Tras Thomas Reiter y Hans Schlegel, Alexander es el tercer astronauta de la ESA de nacionalidad alemana en visitar el complejo orbital.

Foto: ESA



Recomendamos

Lo más visto