menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

El primer ingenio del Proyecto CleanSpaceOne se lanzará en 2016

Suiza contruirá una flota de satelites con 'tentáculos' para recoger basura espacial

16/02/2012

(infoespacial.com) Ginebra.- El Instituto Politécnico de Lausanne (EPFL) ha puesto en marcha el CleanSpaceOne, un proyecto que desarrollará una flota completa de satélites con ‘tentáculos’ capaz de retirar la basura que vaga alrededor de nuestro planeta.

“Es hora de hacer algo para reducir los escombros que hay flotando por el espacio”. Así resume el profesor y astronauta suizo Claude Nicollier la filosofía de un proyecto en el que ya trabaja un equipo de investigadores suizos que espera lanzar su primer satélite en 2016.

 

Su objetivo es construir el primer prototipo de la que esperan sea una familia de satélites que, inspirados en las formas de la naturaleza –en medusas y anémonas, principalmente-, sea capaz de captar restos de artefactos que deambulan por el espacio sin objetivo ni misión.

El EPFL dispone de un presupuesto de 11 millones de dólares para desarrollar un primer ingenio cuya misión será desorbitar  o el SwissCube o el Tisat, ambos satélites de fabricación suiza que fueron puestos en órbita en 2009 y 2010, respectivamente.

"Queremos ofrecer y vender una familia entera de satélites lista para operar, diseñada de forma tan sostenible como sea posible y que sea capaz de desorbitar diferentes tipos de artefactos", comentó el director del Centro Espacial Suizo Volker Gass.

Un nuevo mundo de retos técnicos

Según explica el diario SwissInfo desde el punto de vista técnico el desarrollo del proyecto CleanSpaceOne supone la aparición de un sinfín de nuevos desafíos tecnológicos.

Uno de ellos tiene que ver con el sistema de propulsión satelital. Este requerirá elaborar un nuevo motor ultra-compacto que permita al satélite reajustar su trayectoria para alienarse con la órbita de los restos que va recoger.

Asimismo, también habrá que idear el mecanismo de ‘tentáculos’ capaz de capturar y estabilizar unos restos de basura flotante que viajan a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora, a entre 600 y 700 kilómetros de altura.

Más de 16.000 restos de basura espacial orbitan la Tierra

Según recoge la Oficina del Programa de la NASA de Restos Orbitales, la basura espacial creció en 2011 un 1,37 por 100 más con respecto a los niveles de 2010, y hay orbitando alrededor de la Tierra 16.117 restos, desde lanzadores y satélites intactos hasta fragmentos de estos aparatos destruidos. “Cuando unos satélites se chocan con otros se crean muchos desechos", explica Nicollier.

Pero igual que la basura espacial es cada vez mayor, también lo es la concienciación de los organismos oficiales de la necesidad de no dejar el espacio lleno de ‘porquería’. "Las agencias espaciales cada vez encuentran más necesaria buscar la forma de retirar los materiales que envían al espacio. Nosotros queremos ser pioneros en este área", asegura Volker Gass, director del Centro Espacial Suizo.

De los 16.117 cuerpos espaciales que rondan el planeta, la Commonwealth of Independent States (CIS) -Reino Unido y sus colonias- se mantiene un año más como la que mayor cantidad de basura desecha al espacio, con un total de 6.087 objetos; seguida de Estados Unidos con 4.850, y de China con 3.615.

Mientras, la Agencia Espacial Europea (ESA) sigue siendo la entidad que menos objetos emite al espacio, con tan sólo con 85 cuerpos, dos más que el año pasado, y de los que concretamente 41 proceden de explosiones y 44 son cohetes, cuerpos y demás escombros.

Además, hay países que independientemente de la agencia espacial a la que pertenezcan, también envían y 'tiran a la órbita terrestre' aparatos espaciales. Así, sería el caso de los 489 franceses, los 189 que tiene Japón --que en 2011 no ha enviado ningún aparato al espacio--, o los 176 indios, según se desprende de este informe de la NASA.

"Si nos fijamos en la ingente cantidad de escombros que hay en el espacio vemos que están creciendo exponencialmente. Si no hacemos nada ahora en el futuro no podremos poner en órbita más satélites meteorológicos, GPS o de telecomunicaciones", sentencia Anton Ivanov, científico del EPFL.

Fotografía: Ècole Polytechnique Fédérale de Lausanne

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


NOTICIAS RELACIONADAS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje