menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Perdida de dos satélites por fallo de un Protón/Briz-M

07/08/2012

(infoespacial.com) Moscú.- Los satélites de telecomunicaciones Telkom-3 y Ekspress-MD2 se dan por perdidos después de que ayer lunes fallara la etapa superior Briz-M de un cohete ruso Proton-M, lanzado desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajstán a las 19:31 UTC, que debía ponerlos en órbita geoestacionaria. Hoy las autoridades rusas alertaron hoy de que los restos de ambos satélites y de la etapa final han generado una peligrosa masa de basura espacial.

Este cohete es empleado normalmente por la compañía ILS (International Launch Services), pero parece que este lanzamiento era directamente responsabilidad de las autoridades estatales rusas.

El lanzamiento y el vuelo y desprendimiento de las dos primeras etapas se produjo de forma correcta. Sin embargo algo falló en la etapa  superior Briz-M en el segundo de los cuatro encendidos para liberar los satélites en su órbita de transferencia.

Parece que ambas naves permanecen unidas a la etapa en una órbita de 267 x 5012 km. Desde ella irán cayendo poco a poco hasta que reentren en la atmósfera terrestre.

Hace un año se produjo un fallo similar con la Briz-M durante el lanzamiento del satélite Ekspress AM-4. El lanzamiento de ayer  llevaba menos carga útil de la inicialmente prevista, ante el temor de una repetición del fallo. De hecho, este lanzamiento se había retrasado varias veces a partir de mayo debido a problemas con la etapa superior.

Telkom 3

Telkom 3 era un satélite geoestacionario de comunicaciones de 1.600 kg construido por ISS Reshetniov, con carga útil  de Thales Alenia Space,  para Telkom de Indonesia usando la plataforma Ekspress-1000N. Su vida útil se estimaba en quince años. 
Fue diseñado para satisfacer la creciente demanda en el desarrollo de servicios de negocio de los satélites de Indonesia, en particular para el Grupo de Telkom, que han invertido 200 millones de dólares en el proyecto. Tenía además previstas misiones gubernamentales, entre ellas de defensa y seguridad.

El satélite Telkom-3 tenía una capacidad de 42 transpondedores activos, que consta de 24 transpondedores en 36MHz estándar de banda C, 8 transpondedores de 54 MHz de banda C y 4 transpondedores de 36 MHz, junto con 6 transpondedores de 54 MHz en la banda Ku.

Esta era la primera vez que Indonesia compraba un satélite de Rusia. El país asiático cuenta hasta ahora solo con el Telkom-2, que fue lanzada por un Ariane 5 en 2005.

Ekspress MD-2

El Ekspress MD-2 era  un satélite de comunicaciones de 1140 kg desarrollado y construido por Khrúnichev para Russian Satellite Communications Company (RSCC) usando la plataforma Yakhta.

La carga útil ha sido suministrada por Thales Alenia Space. Tenía una vida útil estimada de diez años y contaba con ocho transpondedores en banda C y uno en banda L. Este satélite se incluía dentro del Programa de Renovación de la constelación civil de satélites estatales rusos y el Programa Espacial Federal de Rusia para el período 2006-2015.

Basura peligrosa

Según han comunicado hoy medios informativos oficiales rusos, el lanzamiento fallido ha dejado residuos peligrosos en el espacio que amenazarán durante dos meses a otras plataformas y naves.

El módulo impulsor y dos satélites amenazan los próximos lanzamientos y las sondas de órbitas bajas, pero no a la Estación Espacial Internacional (EEI), aseguran los expertos.

Los medios mencionan unas declaraciones de un portavoz de la Agencia espacial rusa  Roscosmos según las cuales “la cabeza (del cohete) se ha transformado en basura espacial, potencialmente amenazante a otros objetos cósmicos”.

“Moviéndose por una órbita elíptica, los satélites y el módulo impulsor de vez en cuando atraviesan las esferas orbitales de otros aparatos cósmicos situados en la órbita terrestre baja”, precisó la fuente.

Al mismo tiempo los científicos descartaron que haya alguna probabilidad de colisión con la EEI, ya que orbita a una distancia de entre 350 y 400 kilómetros de la Tierra; mientras que la altura del impulsor Briz-M y de los satélites alcanza los 6.000 kilómetros.

En su posición actual los fragmentos de la fallida misión del Proton-M podrán permanecer fuera de la atmósfera entre un mes y medio y dos meses.

Los próximos lanzamientos en los que deberían usarse módulos impulsores del tipo Briz-M pueden ser aplazados hasta que se aclaren las causas de lo sucedido, según los medios oficiales rusos. Esta medida puede afectar el despegue de los Proton con la nave Intelsat 23, el cual se planeaba para el 23 de agosto, y de los satélites Luch-5B y Yamal-300K, proyectado para el 8 de septiembre.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje