menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Un cohete puso en órbita el satélite británico Inmarsat-5F3

Rusia reanuda los lanzamientos con el Proton-M, tras el accidente de mayo

02/09/2015 | Madrid

Un lanzador ruso Proton-M puso en órbita con éxito este sábado el satélite británico Inmarsat-5F3 desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajistán. Este es el primer lanzamiento de un cohete de este tipo desde el accidente el pasado 16 de mayo, que provocó la pérdida del satélite mexicano Centenario.

El satélite británico fue colocado en su órbita a 65.000 kilómetros sobre la superficie terrestre. Inmarsat es el proveedor líder de servicios globales de comunicaciones móviles por satélite y, el Inmarsat-5F3, completa el programa Global Express (GX), destinado a llevar internet de banda ancha hasta el último rincón del planeta. Este satélite proporcionará comunicaciones en la región del Pacífico.

A este respecto, el director ejecutivo de la compañía, Ruper Pearce, comentó que esta red de satélite permitirá “transformación de las sociedades ubicadas en lugares remotos", que no disponen de acceso a internet. El programa GX, añadió, abre la puerta a “una nueva era de comunicaciones móviles por satélite que va a cambiar el futuro para todos”.

La tecnología de la quinta generación de satélites Inmarsat ofrecerá a sus usuarios velocidades de internet de banda ancha hasta 100 veces superiores a su anterior programa. El primer satélite de GX, el Inmarsat-5F1, fue lanzado en diciembre de 2013 y entró en servicio en julio de 2014 para cubrir Europa, Oriente Medio, África y Asia. El F2 fue puesto en órbita el pasado 1 de febrero y entrará en servicio comercial a finales de este mes, mientras que el F3 completará el programa a finales de este año, según la compañía.

La agencia espacial rusa Roscomos decidió suspender los lanzamientos con cohetes Proton-M, tras el accidente del pasado 16 de mayo, en el que un lanzador de este tipo fracasó en su intento de colocar en órbita el satélite mexicano Centenario. Las investigaciones posteriores determinaron que un fallo del motor de la tercera etapa provocó el accidente.

Foto: Inmarsat

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje