menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Informe

El desarrollo espacial de China desafía décadas de dominio de Estados Unidos

08/12/2015 | Washington

La Comisión para la Revisión de la Economía y la Seguridad entre EEUU y China ha enviado un informe al Congreso estadounidense que incluye un análisis intrigante sobre los programas espaciales y contraespaciales del país asiático. En líneas generales, el documento señala que el desarrollo espacial de China en las últimas décadas cuestiona la supremacía de Estados Unidos en el espacio.

El informe de 2015, publicado en noviembre, ofrece un análisis sobre el desarrollo de las dinámicas de seguridad y las relaciones bilaterales comerciales y económicas entre Estados Unidos y China. Además, muestra la evolución de las relaciones diplomáticas de China con otras naciones.

En la introducción de la sección segunda, que incluye un estudio del programa espacial chino, el texto señala que China “se ha convertido en una de las potencias espaciales más importantes del mundo”, tras décadas de priorización e inversión constante en este ámbito.

El documento explica que “las aspiraciones de China se basan en su apreciación de que el poderío espacial garantiza la modernización militar del país y permitiría desafiar la superioridad informativa de EEUU durante un conflicto”.

Entre otros fines, el informe sostiene, que sus programas espaciales están dirigidos a apoyar esta conducta, como parte de una estrategia de antiacceso/áreas de negación para prevenir o impedir la intervención estadounidense en un conflicto potencial.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos define acciones ‘antiacceso’ como aquellas que pretenden frenar el despliegue de las fuerzas de un adversario en un teatro o hacer que funcione a una distancia más lejana de la que prefiere.

Mientras que las ‘áreas de negación’ afectan a maniobras dentro de un teatro, destinadas a obstaculizar las operaciones de un adversario dentro de las áreas donde las fuerzas amigas no pueden o no impedirán el acceso.

Conclusiones

Entre las conclusiones, el documento puntualiza que, aunque las capacidades espaciales de China todavía son genéricas y están un paso por detrás de EEUU y Rusia, su programa espacial se expande y acelera con rapidez mientras que otras naciones caminan hacia la disminución de recursos y objetivos limitados.

Asimismo, pronostica que el Gobierno chino continuará con una estrecha cooperación con sus socios internacionales para superar los retos técnicos específicos y cumplir con sus objetivos de investigación, desarrollo y los plazos de lanzamiento.

También afirma que las aspiraciones de China en el espacio son impulsadas ​​por la sentencia que el poderío espacial permite la modernización militar del país, impulsa sus avances económicos y tecnológicos, le permite desafiar a Estados Unidos la superioridad de información durante un conflicto y proporciona el Partido Comunista chino una legitimidad interna significativa y prestigio internacional.

Además, advierte que cuando el desarrollo de las capacidades contraespaciales de China sea una realidad, el país asiático será capaz de poner en riesgo la seguridad de los satélites nacionales de EEUU en todo el régimen de órbita.

Foto: Xinhua

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje