menú responsive
ESPAÑA | Instituciones
-/5 | 0 votos

Ejército del Aire

España ultima su primer Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial

22/08/2018 | Madrid

El Ejército del Aire español está en camino de terminar la creación del primer Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial (COVE) en la base de Torrejón de Ardoz, que estará operativo a partir del año próximo. 

Según informó El País, esta nueva unidad cuenta actualmente con tan solo media docena de militares, pero se prevé que plantilla se doble cuando empiece a estar operativo y que vaya aumentando mientras lo requieran las necesidades del centro. El COVE dependerá de la Jefatura de Sistemas de Mando y Control del Ejército del Aire y su objetivo es poder predecir los riesgos que puedan afectar a España y así reducir al máximo sus efectos.

De este modo, el general de la División de Planes del EA, general Juan Pablo Sánchez de Lara, explicó que la misión de esta unidad es “proporcionar información ante cualquier evento que pueda afectar a la operación segura de los medios de que dispone España en el espacio para permitir una reacción”.

El embrión de este centro es el primer radar de vigilancia espacial (S3TSR), situado en Morón de la Frontera, Sevilla. Además, el COVE tendrá el control de la estación radionaval de Santorcaz (Madrid), para el seguimiento y detección de objetos en órbitas bajas (200 a 2.000 kilómetros) y tendrá acceso a los datos que proporcionen los telescopios de Puertollano (Ciudad Real), Montsec (Lleida) el Teide (Tenerife) y San Fernando (Cádiz). 

Seguridad Espacial

 

El pasado 16 de julio, el Consejo de Seguridad Nacional (DSN) aseguró que España necesita una Estrategia de Seguridad Aeroespacial, puesto que es "un ámbito de gran valor estratégico" en el que concurren amenazas diversas, que no tienen que ser específicamente ataques.

El general Sánchez de Lara reconoció que no esperan un ataque espacial a "corto plazo", por lo que se entiende que la principal amenaza en la actualidad sería la basura espacial. Un total de 8.000 toneladas de materiales orbitando alrededor de la Tierra, de los cuales 29.000 objetos tienen más de diez centímetros y más de un millón de fragmentos que no pueden ser rastreados, según datos de la ESA (Agencia Espacial Europea, en sus siglas en inglés) de 2017

La responsable de limpieza especial del Centro Europeo de Tecnología Espacial, Luisa Innoceti, el principal problema de estos fragmentos es que "un pequeño desecho, si golpea a otro cuerpo, o satélite en funcionamiento, debido a la velocidad, lo haría explotar, creando una nube de escombros. Por eso cada pequeño desecho es importante”. 

Además de la basura espacial, en este entorno, los asteroides, meteoritos y tormentas solares también pueden convertirse en una amenaza.

Por todo ello, una de las primeras misiones del centro será la catalogación de objetos en órbita, porque España tiene un acuerdo con Estados Unidos para acceder a los archivos del Norad (Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial) de la NASA, pero según fuentes consultadas por El País, no es "ni muy preciso ni muy completo".

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje