menú responsive
AMÉRICA | Lanzadores
-/5 | 0 votos

Previsto para el 16 de octubre

El satélite argentino Arsat-1 ya se encuentra en Kourou para su despegue

01/09/2014

(infoespacial.com) Buenos Aires.- La plataforma pionera argentina Arsat-1 ya se encuentra en la Guayana Francesa desde donde está previsto su lanzamiento para el próximo día 16 de octubre.

 

Un avión ucraniano Antonov AN-124 transportó el contenedor con el  primer satélite geoestacionario construido en Argentina. La ruta se inició en San Carlos de Bariloche y tras hacer una escala técnica en Ezeiza, ciudad del Gran Buenos Aires, llegó hasta la capital de la Guayana, Cayenne, desde donde fue transportado por tierra hasta Kourou, sede del centro de lanzamientos.

 

El satélite brindará servicios de televisión, acceso a Internet y servicios de datos y de telefonía a todo el territorio argentino.

El Arsat-1 es el primero de los satélites del Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones, un plan que implica el diseño y fabricación de tres satélites propios y su puesta en órbita y operación por Argentina con el objetivo de incrementar las capacidades nacionales en materia de telecomunicaciones, defender las posiciones orbitales asignadas al país e impulsar el desarrollo de la industria espacial.

 

El satélite fue diseñado e integrado por INVAP Sociedad del Estado y pasó los ensayos ambientales en el Centro de Ensayos de Alta Tecnología (CEATSA) de las empresas ARSAT e INVAP localizado en San Carlos de Bariloche. Porta 24 transpondedores en banda Ku de distinta potencia; 12 de 36 MHz, 8 de  54 MHz y 4 de 72 MHz.

El Arsat-1 mide 3,92 metros de alto, más de 16 metros de largo con los paneles solares extendidos y pesa tres toneladas. Para su construcción se utilizaron materiales como la fibra de carbono reforzada con plástico, titanio y aluminio. Tendrá una vida útil de 15 años.

 

Según el presidente de la compañía satelital estatal ARSAT, Matías Bianchi, la inversión del Arsat-1 supone un desembolso de 260 millones de dólares (aproximadamente 197 millones de euros), incluidos el  lanzamiento y el seguro; es decir, con el satélite ya puesto en órbita. El coste del satélite es de unos 100 millones de euros.

 

La despedida del Arsat-1 fue todo un acontecimiento político. A ella acudieron el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien aseguró que la inversión se recuperará en cuatro años, y el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao.

 

En Kourou, el satélite será integrado en un cohete Ariane  5 ECA (con el número de vuelo asignado VA220) y puesto en órbita por la compañía europea Arianespace, en virtud de un contrato firmado hace cuatro años.

 

“Para el lanzamiento, que es un punto crítico, tenemos contratada a la empresa con el mejor historial de seguridad: tiene más de cuarenta lanzamientos seguidos sin fallos. Después, viene un proceso de tres semanas donde el satélite debe responder y ponerse en órbita. Cada pasito es una confirmación, un festejo”, declaró Bianchi entrevistado por diario matutino argentino Perfil.

 

“En un comienzo era casi una idea loca decir: ‘Voy a construir un satélite en Argentina’. Fueron muchos años y ahora es como cuando uno va en un río ancho que se mueve lentamente y de golpe viene una catarata. Cada paso es una emoción fuerte. Todos los que participaron en el desarrollo de este satélite están conmovidos”, añadió Bianchi.

 

Foto: Perfil.com

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje