Europa pondrá en órbita el 20 de octubre los dos primeros satélites Galileo operativos
Europa >

Europa pondrá en órbita el 20 de octubre los dos primeros satélites Galileo operativos

|

(nfoespacial.com) Bruselas.- La Agencia Espacial Europea, Arianespace y la Comisión Europea han anunciado que el lanzamiento de los dos primeros satélites del sistema europeo de navegación por satélite Galileo está previsto que tenga lugar el 20 de octubre desde el Puerto Espacial Europeo en la Guayana Francesa.

El anuncio se produce tras una revisión detallada del programa realizada el 12 de mayo, bajo la presidencia del Director General de la Agencia Espacial Europea (ESA) y con la participación de Arianespace y la industria contratistas principales, que llegó a la conclusión de que los segmentos de vuelo y terrestres estarán listos para un lanzamiento en octubre.

Los dos satélites de Galileo se lanzarán con un cohete Soyuz, en el que será el primer vuelo de esta nave desde sus nuevas instalaciones de lanzamiento de nuevo en Kurú.

Jean-Jacques Dordain, Director General de la ESA, señaló la importancia de este lanzamiento: “será un perfecto ejemplo de la cooperación europea e internacional Por un lado tendremos los primeros satélites operativos de Galileo en órbita, como resultado de la. la cooperación entre la Unión Europea y la ESA. "Por otro lado, este primer lanzamiento de la Soyuz desde la Guayana Francesa, se ha hecho posible gracias a la cooperación entre la ESA y Rusia."

"Arianespace es a la vez orgulloso y honrado de estar contribuyendo a este proyecto innovador, que reflejan las innovadoras tecnologías que constantemente se están desarrollando en Europa en beneficio de todos los ciudadanos", dijo Jean-Yves Le Gall, Presidente y CEO de Arianespace.

Dinero bien invertido El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Antonio Tajani, ha señalado por su parte que "el lanzamiento es de importancia histórica para Europa y demuestra que tiene la capacidad de estar a la vanguardia en innovación y tecnología".

Además, ha destacado los "beneficios" que supondrá este proyecto. En concreto, ha indicado que "numerosas Pymes europeas se podrán aprovechar de las nuevas oportunidades de mercado y crear y desarrollar sus productos sobre la base de la futura infraestructura de Galileo".

Del mismo modo, recoge la agencia Europa Press, Trajani se ha dirigido a los ciudadanos europeos para asegurarles que el dinero está "bien invertido" en Galileo y ahora esperan contar con la cooperación de los Estados miembros de la UE para su financiación.

En cualquier caso ell coste de Galileo ha superado con crecer el presupuesto inicial. En 2007 se aprobó un presupuesto de 3.400 millones de euros, que será suficiente para cubrir los gastos necesarios hasta 2013 (y el lanzamiento de 18 satélites de la red). Para desplegar y desarrollar la red completa harán falta unos 2.000 millones adicionales, a los que habrá que sumar 800 millones más para las actividades operativas.

Iniciativa europea

Galileo es una iniciativa europea para establecer un sistema global de navegación por satélite civil de alta tecnología, proporcionando un servicio de posicionamiento global altamente fiable y exacta, y bajo control. Los servicios ofrecidos beneficiarán a las redes de electricidad, la gestión de flotas de empresas, transacciones financieras, la industria marítima o las operaciones de rescate, entre otras, ha destacado la CE.

Además, la comisión ha garantizado la independencia de Europa en una tecnología que "se está convirtiendo en un sector cada vez más importante, incluso en áreas estratégicas tales como las redes de electricidad y telecomunicaciones".

En este sentido, ha señalado que Galileo tendrá un valor añadido a la economía de alrededor de 60 millones de euros en los próximos 20 años en forma de ingresos adicionales para la industria y los beneficios públicos.

La definición, fases de desarrollo y validación en órbita se llevó a cabo por la ESA y es cofinanciado por la Agencia y la CE. La fase de plena capacidad operativa es administrada y financiada en su totalidad por la CE, que tiene un acuerdo con ESA por el que delega en esta el diseño y la adquisición del sistema en nombre de la Comisión.

En 2005 y 2008 se lanzaron dos satélites experimentales. Tras el lanzamiento en octubre de los dos primeros satélites de la constelación IOV (In-Orbit Validation), habrá otros siete lanzamientos (cada uno con dos satélites) a bordo de lanzadores Soyuz. El objetivo es que en 2014 haya 18 satélites para comenzar a dar servicio a los ciudadanos. La red final contará con 30 satélites, que irán lanzándose posteriormente.

Estación polar

Por otra parte, la Agencia Espacial Europea inauguró una estación de control de su sistema de navegación por satélite Galileo a menos de un millar de kilómetros del Polo Norte, en la isla noruega de Spitsbergen, dentro del archipiélago de Svalbard. La estación Svalsat, que se encuentra a 78 grados de latitud norte, servirá como centro de control de la posición y el tiempo precisos de las señales de los satélites del programa Galileo, así como de vínculo para transmitir los mensajes de corrección que estos necesiten, explicó la ESA en un comunicado. Ese complejo, uno de los más remotos (la carretera de acceso permanece bloqueada por la nieve con frecuencia y se tiene que aprovisionar con helicóptero), fue creado en 1997 por el Centro Espacial Noruego, y desde 2002 ha estado operado por los Servicios de Satélite Kongsberg. Desde esa fecha se utilizan para controlar algunos satélites, como Envisat y ERS-2, de la ESA. Al acto de inauguración asistieron el director del programa Galileo de la ESA, Didier Faivre; el director del proyecto Galileo en la Comisión Europea, Jean-Marc Pieplu; el director general del Centro Espacial Noruego, Bo Anderson, y el vicepresidente de Kongsberg, Alf-Eirik Rokenes. Faivre y Rokenes firmaron contrato para la explotación de la base desde finales de 2014 y para la instalación de dos nuevas estaciones terrestres de Galileo, una en el complejo que ya existe en la base noruega de Troll, en el Antártico, y otra que se construirá en la isla Jan Mayen en el Atlántico Norte.

Svalsat desempeñará varias funciones. Por un lado, recibirá las señales emitidas por la red de satélites que conformarán el sistema Galileo para monitorizar su calidad y enviarlas al centro de control de Italia. Asimismo, podrá transmitir mensajes cuando sea necesario realizar modificaciones en la posición de los satélites. Una de las antenas enviará el mensaje de navegación que recibirá el usuario.



Recomendamos

Lo más visto