¿Por qué no despega ya el satélite español Paz
Perspectivas >

¿Por qué no despega ya el satélite español Paz

|

(Infoespacial.com) Por Francisco Herranz- Se terminó de integrar en 2011 como un hito de la industria espacial española, pero aún espera su oportunidad guardado en un almacén. Sus características técnicas le convierten en un satélite de observación de la Tierra de tecnología radar con una resolución submétrica poco vista hasta ahora, pero su lanzamiento se ha aplazado ya en varias ocasiones. ¿Por qué no despega el satélite Paz? ¿Por problemas de diseño? ¿Por dificultades de financiación? No, la cuestión es mucho más sencilla y está vinculada a la actual situación geopolítica en el este de Europa.

Hisdesat, la empresa española propietaria del satélite, firmó en 2010 un contrato de servicios con la compañía rusa International Space Company (ISC) Kosmotras para el lanzamiento de la plataforma. Se eligió precisamente un cohete Dnepr como el que se utilizó hace unos años para poner en órbita el TerraSAR-X y el TanDEM-X, los dos hermanos gemelos del Paz. La nave debería haber despegado en 2013 desde las instalaciones que tiene Kosmotras en Yasny, una localidad situada en la región de Orenburg y cercana a la frontera entre Rusia y Kazajistán. En realidad, las instalaciones no son sino una base militar rusa de misiles balísticos intercontinentales.

El lanzador Dnepr está basado en el misil balístico intercontinental (ICBM) soviético denominado por la OTAN como SS-18 Satan que fue modificado por un equipo de ingenieros ruso-ucraniano para ser utilizado como lanzador de cargas de pago comerciales o institucionales.

Se trata de un cohete de tres etapas que utilizan propulsores líquidos. Tiene una altura de 34 metros, tres de diámetro y puede llevar una carga útil de hasta 4.500 kilos de peso.

Su eficacia ha quedado fuera de toda duda. Y ya ha sido utilizado dos veces con todo éxito por un cliente español: Elecnor-Deimos.

El problema radica en que Kosmotras es una joint venture ruso-ucraniana-kazaja donde participa, entre otras instituciones, el Ministerio de Defensa de Rusia. Y la actual guerra civil en el este de Ucrania ha obstaculizado las relaciones entre los socios de la compañía hasta poner en riesgo el programa Dnepr en su conjunto.

Las alarmas se activaron en febrero de este año cuando la conocida agencia de noticias Itar-Tass, citando a la agencia espacial rusa Roskosmos, informó sobre la "suspensión" de los lanzamientos del cohete Dnepr.

Kosmotras reaccionó de inmediato divulgando un comunicado en ruso e inglés que rezaba así: "Informamos a nuestros actuales y potenciales clientes de que las publicaciones en la prensa rusa en febrero de 2015 sobre la suspensión del Programa Dnepr no reflejan la realidad. Todas las actividades de ISC Kosmotras continúan para cumplir nuestras obligaciones contractuales. ISC Kosmostras reconoce que tales publicaciones han causado mucha preocupación y confusión pero desgraciadamente estaban fuera de nuestro control. Sólo podemos pedirles disculpas por ello."

El propio CEO del programa internacional de Kosmotras, Alexander Serkin, se encargó de intentar tranquilizar a los clientes afirmando que para 2015 están previstos dos lanzamientos, pero no dijo cuáles.

La propia compañía con sede en Moscú no ha respondido a nuestra solicitud de información. Desde Hisdesat reconocen que ellos son los primeros interesados en contar con esa fecha, pero tampoco pueden confirmar nada.

Según los documentos rusos, el Dnepr-1 pondrá en junio en órbita tres satélites de observación de la Tierra de la constelación DMC-3 y en octubre previsiblemente hará lo mismo con dos plataformas de telecomunicaciones de Iridium-NEXT. El Paz, sin embargo, no tiene fecha concreta de lanzamiento, y sólo se indica que se producirá a lo largo de este año 2015. Inicialmente estaba previsto que el despegue se produjera en el primer trimestre.

El prolongado retraso en el lanzamiento del Paz tiene un indudable coste económico pues no se está rentabilizando una inversión de 160 millones de euros, de los que 135 millones son aportados por Hisdesat, financiada por el Ministerio de Industria, Turismo y Energía, que recupera una parte con el contrato que Hisdesat tiene con el Ministerio de Defensa para proporcionar imágenes.



Recomendamos

Lo más visto