menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Novedades chinas

20/09/2012

(infoespacial.com) Pekín.- El aterrizaje suave y las temperaturas extremas son los desafíos más grandes para Chang'e-3, la tercera sonda lunar de China, según informó el científico jefe del proyecto de exploración lunar Ouyang Ziyuan en un informe presentado en la conferencia de la Academia de Ciencias para el Mundo en Desarrollo.

"Se están realizando todos los esfuerzos necesarios para asegurar el aterrizaje suave de Chang'e-3", dijo Ziyuan, según informa la agencia estatal de noticias Xinhua.

A diferencia del aterrizaje duro de la primera sonda lunar, Chang'e-1, la Chang'e-3 no podrá aterrizar con un paracaídas, explicó Ouyang. "Un aterrizaje suave y estable en la superficie lunar será un desafío", admitió el científico, quien añadió que la Chang'e-3 será lanzada en la segunda mitad de 2013 para llevar a cabo un aterrizaje en la Luna y exploraciones en el satélite.

De acuerdo con el experto, se han elaborado planes para que la Chang'e-3 aterrice en caída libre después de que su velocidad se frene por la contrafuerza al acercarse a la superficie lunar.

Después de aterrizar, la sonda lunar tendrá que aguantar el calor durante el día y las temperaturas extremadamente bajas durante la noche. Las temperaturas en la Luna caerán hasta 180 grados centígrados bajo cero debido a la prolongada noche.

Sin embargo, el científico afirmó que se ha preparado un plan completo para luchar contra las variaciones de temperaturas, y que se instalarán unas baterías atómicas desarrolladas por China para ayudar a la nave a resistir el extremo ambiente.

"Esperamos que China complete el proyecto de las tres etapas de exploración lunar no tripulada, poner en órbita, aterrizar y regresar, en 2017, con el fin de allanar el camino para la misión lunar tripulada en el futuro", dijo Ouyang.

China lanzó las sondas lunares Chang'e-1 y 2 en 2007 y 2010, respectivamente. La primera misión recogió una gran cantidad de datos científicos y un mapa completo de la Luna, mientras que la segunda creó un mapa completo en alta resolución de la Luna y una imagen de alta definición de Sinus Iridium, el fondo de un semicráter lunar.

Satélites de posicionamiento

Por otra parte, China lanzó el 18 de septiembre a las 19:10 UTC un cohete Larga Marcha CZ-3B/E desde el Centro Espacial de Xichang (XSLC) para poner en órbita los satélites del sistema de posicionamiento global Beidou-M5 Beidou-M6. Este es el segundo lanzamiento doble del sistema de navegación Compass chino, después del realizado en abril.

El sistema, equivalente al Galileo europeo, el GPS norteamericano o el GLONASS ruso y cuenta con tres tipos de satélites distintos, los Beidou-G geoestacionarios, los Beidou-M en órbita de media altura y los Beidou-I en una órbita geoestacionaria inclinada. 

Los satélites Beidou son construidos por la Academia China de Tecnología Espacial sobre la plataforma DFH-3 (Dongfang Hong, "el este es rojo") de 2.320 kilos y 8 años de vida media, empleada en muchos vehículos espaciales chinos.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje