Un experimento británico dará respuesta al envejecimiento muscular
Europa >

Un experimento británico dará respuesta al envejecimiento muscular

ISS.
|

Un experimento británico que podría ayudar a resolver el enigma de por qué los músculos de las personas se deterioran a medida que envejecen está listo para lanzarse a la Estación Espacial Internacional (ISS). El proyecto, llamado MicroAge, está dirigido por un equipo de científicos médicos con base en la Universidad de Liverpool.

Las condiciones de microgravedad que experimentan los astronautas en órbita hacen que sus músculos se debiliten, al igual que ocurre cuando las personas envejecen. Los investigadores utilizarán este proceso de envejecimiento acelerado para mejorar su comprensión de cómo se deterioran los músculos. Esto podría algún día ayudar a las personas a mantener mejor su fuerza y ​​movilidad hasta la vejez.

Como parte del proyecto, se cultivaron células musculares del tamaño de un grano de arroz en un laboratorio en la Tierra y luego se colocaron en un recipiente protector impreso en 3D del tamaño de un sacapuntas antes de su viaje al espacio.

En la ISS, las células serán estimuladas eléctricamente para desencadenar contracciones, y los científicos monitorearán de cerca los resultados para reconstruir cómo responde el tejido a la microgravedad y el envejecimiento.

MicroAge está financiado por la Agencia Espacial de Reino Unido y habilitado por la membresía de la ESA de Reino Unido, que brinda a los académicos británicos acceso a varias instalaciones de investigación de vanguardia, incluida la ISS.

El profesor de Ciencias Musculoesqueléticas y del Envejecimiento en la Universidad de Liverpool Malcolm Jackson ha explicado que “el envejecimiento es uno de los mayores desafíos del siglo XXI y aprenderemos mucho sobre cómo los músculos responden a la microgravedad y al envejecimiento a partir de los datos que obtenemos de este estudio. El equipo ha tenido que trabajar muy duro durante los últimos tres años para superar los muchos desafíos de enviar nuestra ciencia al espacio. Por ejemplo, el equipo electrónico necesario para realizar estos estudios suele ocupar un gran escritorio pero hemos conseguido reducirlo al tamaño de una baraja de cartas. Este trabajo de desarrollo en sistemas automatizados y miniaturizados representa una innovación emocionante que podría tener una aplicación más amplia en el futuro".

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 



Recomendamos

Lo más visto