El mal tiempo obliga a postergar la misión Demo-2
Estados Unidos >

El mal tiempo obliga a postergar la misión Demo-2

Cohete Falcon 9 antes del lanzamiento. Foto SpaceX.
|

El clima ha obligado a posponer la misión Demo-2 y la cápsula Crew Dragon de SpaceX no ha podido despegar desde el Centro Espacial Kennedy, a bordo del cohete Falcon 9. Ahora, la NASA ha decidido que, el primer lanzamiento tripulado desde suelo estadounidense después de nueve años, se lleve a cabo el próximo sábado 30. 

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, explicó a través de su cuenta en la red social Twitter que el lanzamiento tuvo que ser cancelado para preservar la seguridad de los astronautas, ante la presencia de "demasiada electricidad en la atmósfera".

La nave espacial iba a transportar a los astronautas Doug Hurley y Bob Behnken rumbo a la Estación Espacial Internacional (ISS), a donde tenían previsto arribar hoy por la tarde.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presente en el Centro Espacial Kennedy, agradeció el trabajo llevado adelante por la agencia espacial y la empresa SpaceX, y aseguró su presencia el próximo sábado.  

Con este lanzamiento la NASA pretende dejar atrás su dependencia de los cohetes rusos Soyuz que, a un coste de 70 millones de dólares por asiento, viene empleando para transportar a sus astronautas desde 2011.

Con esta misión, la empresa de Elon Musk buscará la certificación para el servicio regular de ferry para traslados a la ISS. Además, la Demos-2 sentará las bases para las futuras exploraciones de la Luna y Marte que planea la NASA.

Características de la Crew Dragon

 

Desde SpaceX detallaron que su nave espacial es capaz de transportar hasta siete pasajeros hacia y desde la órbita terrestre. La cápsula presenta 13 pies de circunferencia y 26.7 pies de altura, con capacidad de transportar hasta 13,228 libras en el lanzamiento.

El pasado enero, la compañía hizo explotar un cohete en un último lanzamiento de prueba, sin tripulación de la cápsula, para demostrar que en caso de emergencia durante el lanzamiento podría garantizar la seguridad de los tripulantes.

Con el despegue del próximo sábado, la compañía de Elon Musk pretender ganarle el pulso a Boeing en la contiende por ver qué empresa es la primera en enviar una cápsula tripulada al espacio, después de recibir por parte de la NASA contratos millonarios para certificar naves espaciales y, así, dar inicio a una nueva era de viajes al espacio.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 



Recomendamos

Lo más visto