La NASA instalará en cuatro años seis nuevos instrumentos en la ISS
Estados Unidos >

La NASA instalará en cuatro años seis nuevos instrumentos en la ISS

|

(infoespacial.com) Washington.- A pesar de que su órbita está fuera de lo común para los estándares de la observación de la Tierra, la NASA se ha convencido de la conveniencia de utilizar la Estación Espacial Internacional (ISS) como plataforma e instalará en ella durante los próximos cuatro años seis nuevos instrumentos enfocados hacia nuestro planeta. También se plantea añadir otros 20 instrumentos más antes de que se acabe la vida útil del laboratorio prevista para la próxima década.

Los seis instrumentos serán previsiblemente instalados de aquí a 2018 y se sumarán a los dos ya existentes, el ISERV y el HICO, según informó Julie Robinson, científico jefe para el programa de la ISS en la NASA.  El plan es seguir sumando instrumentos de observación de la Tierra a la Estación cuya caducidad se produce en 2020,  “hasta que tengamos llenos todos los 25 puntos externos [de la ISS]”, explicó Robinson en una sesión informativa. La órbita de la Estación Espacial Internacional está inclinada 51,6 grados, por lo que un instrumento instalado sobre ella y enfocado a la Tierra nunca tendrá una visión de latitudes más al norte o al sur de ese punto. Esa circunstancia descarta la ISS como plataforma para la observación del Polo Norte y del Polo Sur.

El laboratorio sobrevuela el mismo lugar cada tres días, y pasa por el mismo punto en las mismas condiciones de iluminación sólo una vez cada 62 días. Por tanto, un instrumento montado en la ISS “necesita mucho más tiempo para obtener una base de datos masiva" de imágenes comparables que un instrumento similar montado sobre un satélite con una órbita sincronizada con el Sol, que ve cada punto de su órbita en las mismas condiciones de iluminación en cada órbita. Así se explicó Steve Volz, director asociado para Programas de Vuelo de la División de Ciencias de la Tierra de la NASA.

Por el lado positivo, la peculiar órbita de la ISS ofrece a los científicos la posibilidad de observar en condiciones diferentes cualquier punto de la Tierra situado entre los paralelos 51.6 grados Norte y Sur, algo que un satélite geoestacionario limitado geográficamente o un satélite heliosincrónico no pueden hacer, dijo Volz.

“Eso te da una perspectiva diferente", añadió Volz. Por ejemplo, las condiciones de humedad del suelo y las velocidades del viento varían día a día y hora a hora, al igual que "la forma en que la vegetación refleja la luz; desde diferentes ángulos, se obtienen diferentes perspectivas sobre el estado de la vegetación”, aclaró. "Realmente estamos observando la madurez de la estación espacial como una plataforma de Ciencias de la Tierra", dijo Robinson.

Los próximos seis instrumentos que se pondrán en marcha incluyen:

ISS-RapidScat, que se lanzará a bordo de una nave espacial Dragon de SpaceX no antes del 19 de septiembre para monitorear los vientos del océano para la investigación climática, las predicciones meteorológicas y el seguimiento de huracanes. Sistema de Transporte de Nubes-Aerosol (CATS), un sistema de detección de luz que medirá los contaminantes atmosféricos. SpaceX también lanzará este sensor pero a principios de diciembre. El Experimento 3 de Aerosoles y Gases Estratosféricos (SAGE III), que observará la capa protectora de ozono que protege a la Tierra de la radiación solar. SpaceX está programado para entregar el sensor en marzo de 2015. El Sensor de Imágenes de Rayos (LIS), que medirá la frecuencia y la incidencia de los rayos. El sensor se lanzará en 2016, para sustituir a uno similar a bordo de la misión Medición de Lluvias Tropicales de la NASA que se destruirá ese mismo año en su reentrada a la Tierra.El Experimento Radiómetro Térmico Ecosistema Aerotransportado en la Estación Espacial (ECOSTRESS), una cámara infrarroja multiespectral que despegará en 2017. El LIDAR (tecnología de detección y medición por láser) de Investigación de la Dinámica del Ecosistema Global (GEDI), un sistema que se utilizará  para observar, entre otras cosas, las estructuras de los bosques en los trópicos, y de la tundra en las latitudes más septentrionales

Foto: NASA



Recomendamos

Lo más visto