Calvo Karten Space "Apostamos por el diseño de nanosatélites para la observación de la Tierra"
España >

Calvo Karten Space "Apostamos por el diseño de nanosatélites para la observación de la Tierra"

Startup grind maxi
|

Karten Space es una empresa afincada en Gijón que apuesta por un cambio de paradigma en la observación por satélite de la Tierra. Máximo Calvo, cofundador de la compañía, explica en una entrevista a Infoespacial.com que la startup pretende abaratar el precio actual de las imágenes satelitales mediante la utilización de nanosatélites. Estos equipos, añade, realizarían el mismo trabajo que un satélite tradicional, pero con un coste de fabricación y lanzamiento menor, lo que reduciría el precio final de la adquisición y venta de imágenes.

Calvo y su socia Ainhoa Cid presentaron oficialmente su marca en mayo de 2015, después de dos años de análisis del negocio. Ambos idearon el proyecto durante sus estudios en el Mastér de Teledetección de la Universidad de Oviedo. Durante estos años, la microempresa ha cosechado diversos premios a la innovación, entre los que destaca Uniproyecto 2014 y Yuzz 2015.

La consolidación definitiva llegó hace apenas unos días tras cerrar un acuerdo de financiación con el grupo vasco Alcor, lo que garantiza la continuidad de la iniciativa. Para este científico, natural de León, la prioridad ahora es "el desarrollo del primer nanosatélite para llegar al espacio", pero se muestra ambicioso y añade que "el plan es crear una constelación de nanosatélites de observación de la Tierra".

¿Cómo surge la compañía?

La compañía surge ante la necesidad de dar solución a uno de los grandes problemas del sector de la observación de la Tierra, el precio de las imágenes de satélite. Las imágenes que los satélites captan de la superficie terrestre contienen una gran cantidad de información de alto valor añadido y cuentan además con un amplio rango de aplicación. Sin embargo, a pesar de todo este potencial su uso sigue estando limitado a unos pocos sectores, y esto es debido principalmente al alto precio de las mismas. Los precios de las imágenes responden a las fuertes inversiones y largos tiempos de desarrollo que los satélites tradicionales requieren, así como los costes asociados a la misión como el lanzamiento, el cual depende de la masa total del satélite. En Karten Space apostamos por los nanosatélites como herramienta de cambio en el sector.

¿Qué tipo de satélites desarrolla la empresa? ¿Qué ventajas tiene la fabricación aditiva?

En Karten Space desarrollamos nanosatélites para la observación de la tierra, se entiende por nanosatélite todo aquel satélite entre los 1 y 10 kilogramos de masa independientemente de su tamaño o forma. Y es justo en este apartado donde la fabricación aditiva se vuelve una ventaja, ya que nos permite adaptar la estructura del satélite a todos sus subsistemas y no al contrario como se hace tradicionalmente, haciendo los procesos de integración y diseño mucho más sencillos y ágiles.

¿Qué aplicaciones tendrían vuestros satélites?

Nuestros nanosatélites llevan integrado un sistema óptico para la captación de imágenes de la superficie terrestre y un lector de los sistemas de identificación automática (AIS) que todos los barcos y buques del mundo deben de llevar de manera obligatoria. De esta forma podremos distribuir imágenes, datos AIS o la combinación de ambos y así poder llegar a mercados tales como la agricultura, pesca, marítimo, energía, infraestructura, transporte, medio ambiente, forestal o incluso el llamado Business Intelligence.

¿Cómo se financia Karten Space?

 Actualmente la financiación del proyecto es completamente privada, de hecho acabamos de cerrar un acuerdo con un importante grupo empresarial del País Vasco, el grupo Alcor, el cual nos va a permitir sacar el proyecto adelante.

¿Cómo ve el mercado de los nanosatélites?

Los nanosatélites llevan tiempo siendo utilizados en el sector espacial, principalmente a nivel educacional o científico. Durante las últimas décadas hemos asistido a un cambio de tendencia en el sector, antes las innovaciones que se llevaban a cabo en espacio repercutían directamente sobre la sociedad, ahora son los avances tecnológicos de la sociedad los que repercuten en el sector espacial. La constante evolución en el campo de la tecnología móvil y la miniaturización de componentes electrónicos ha propiciado que sólo en cuestión de años los nanosatélites hayan pasado de ser considerados meros satélites experimentales a convertirse en herramientas muy potentes a tener en consideración dentro del mercado. Los nanosatélites están revolucionando el sector, y son muchos los expertos que apuntan a que el futuro de los satélites comerciales está en ellos, si bien creemos que los grandes satélites seguirán existiendo pasando a convivir y complementarse con los nanosatélites.

¿Cree viable el desarrollo de constelaciones con cientos de satélites?

Se presenta un gran reto, sobre todo en el manejo de los satélites y la gestión de los datos captados por los mismos. Está claro que no es una tarea sencilla operar esa gran cantidad de satélites, pero creo que con la tecnología que existe a día de hoy es más que posible.

¿Cuáles serán vuestros próximos pasos?

Por el momento estamos centrados en el desarrollo de nuestro primer nanosatélite y en llegar a espacio, si bien nuestros planes de futuro son ambiciosos y planteamos el despliegue de una constelación de los mismos, que nos permitan obtener datos con la mayor brevedad posible en cualquier punto de la Tierra. Sólo podemos solucionar aquello que podemos ver, y desde Karten Space queremos ayudar a la sociedad a que tenga el mayor número de ojos en el espacio.

Foto: Karten Space



Recomendamos

Lo más visto