'Progress M-21M' atracó en la EEI
Rusia >

'Progress M-21M' atracó en la EEI

|

(infoespacial.com) Moscú.- El carguero ruso Progress M-21M, lanzado el martes 26, se enganchó con total normalidad a la Estación Espacial Internacional (EEI) la madrugada del sábado, aunque en la última fase de aproximación se decidió pasar el régimen manual de acoplamiento por un fallo de software, informaron fuentes de la Agencia Espacial Rusa, Roscosmos. Según fuentes chinas, el fallo ha terminado constituyendo una ventaja.

“El atraque se realizó en régimen manual sin imprevistos. Ejecutó la maniobra el cosmonauta ruso Oleg Kótov”, precisaron las fuentes al agregar que casi toda la operación de acoplamiento se llevó a cabo en régimen automático con ayuda del sistema modernizado Kurs NA.

En relación al fallo detectado, un representante de la corporación de ingeniería espacial Energia, fabricante de las naves Progress y sistemas Kurs, recordó que el nuevo sistema de acercamiento y enganche Kurs NA, instalado en el Progress M-21M fue ensayado con éxito el pasado jueves. “El sistema modernizado incorpora una nueva placa de componentes electrónicos lo que permite realizar con mayor precisión las maniobras de enganche”, dijo.

El jueves el carguero Progress M-21M concluyó con éxito la aproximación a la EEI. “Los propulsores del Progress han funcionado correctamente, y la nave ha realizado con éxito la maniobra. Ambos sistemas, a bordo del Progress (activo) y del módulo de servicio Zvezda de la ISS (pasivo), también han funcionado con total normalidad”, dijo el Centro de Control de Vuelo ruso ese día. Tras la maniobra, el carguero se retiró a una distancia de seguridad de más de 100 kilómetros de la Estación a la que debería acoplarse el sábado.

Se suponía que tras el éxito de la prueba, el Kurs NA se instalará en todos los cargueros espaciales rusos. El primer ensayo del nuevo Kurs se llevó a cabo el 24 de julio de 2012 por la Progress M-15M y terminó en fracaso. Según reveló una investigación, el fallo se debió a que el mecanismo de apertura estaba contaminado con pegamento.

La abreviatura NA en la denominación del sistema quiere decir “nuevo y activo” y la diferencia de su antecesor es que incorpora una nueva placa de componentes electrónicos que ha permitido aumentar el triple el ahorro energético y reducir a la mitad el tamaño del sistema.

El antiguo sistema Kurs se utilizaba desde 1986 y sus componentes se fabricaban en Ucrania. Hace un tiempo, Roscosmos planteó el objetivo de que la producción del sistema se realizara íntegramente en territorio nacional.

La consecuencia curiosa del fallo en el software responsable del acoplamiento automático de la nave es que ha resultado ser en realidad una ventaja inesperada por ahorrar tiempo y combustible, según dijo hoy la Corporación de Cohetes y Espacio Energía.

"Después de que se activara una señal de alarma (durante el acoplamiento), activamos el modo manual de acercamiento y descubrimos que hemos ahorrado 200 kilogramos de combustible", dijo el presidente de la corporación, Vitaly Lopota, citado por la agencia de noticias Interfax.

El acoplamiento manual, operado por el cosmonauta Kotov, también completó el proceso 10 minutos antes de lo previsto.

Lopota dijo que las pruebas del sistema Kurs NA continuarán.



Recomendamos

Lo más visto