La tecnología 'cubeSats' se prepara para dar el siguiente paso
Firma Invitada >

La tecnología 'cubeSats' se prepara para dar el siguiente paso

|

CubeSats, la tecnología disruptiva dentro de la industria y del mundo aeroespacial se prepara para dar el siguiente paso. Últimamente esta tecnología low cost está en boca de todo el mundo por diferentes razones y una de las más recientes es su uso en misiones interplanetarias y de espacio profundo.

De la misma forma que a un niño se le queda pequeño el jardín trasero cuando crece, y necesita expandir sus fronteras para sus aventuras, estos satélites, del tamaño de un cartón de leche o de un maletín, se han hecho "mayores" y LEO (órbita terrestre baja) se les ha quedado "pequeña". Ya miran a nuevos objetivos lejos de nuestro planeta; como la Luna, Marte o nuestro sistema solar.

Cada día que pasa se desarrollan nuevas misiones con nuevos objetivos, en donde los CubeSats pueden jugar un papel complementario e importante. Por ejemplo, dando soporte a otras misiones. Una muestra de ello sería en forma de repetidor de información para un aterrizador (lander).

Esta quizás hubiera sido una buena opción para conocer más detalles sobre la reciente misión fallida de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), con el estrellamiento del Schiaparelli.

También podrán desempeñar un rol principal allá donde naves espaciales pequeñas sean necesarias o tengan un menor impacto negativo, como en el caso en el que se desee perturbar una medida científica lo menos posible.

Las nuevas posibilidades dentro de esta tecnología se deben a la mejora generaliza de las prestaciones de la misma.

Por ejemplo, los sistemas de comunicaciones han mejorado considerablemente gracias a herramientas y sistemas, como la radio definida por software o SDR (del inglés Software Defined Radio) o nuevos sistemas de antenas desplegables que permiten el uso de frecuencias más altas que las clásicas VHF / UHF, como por ejemplo la banda X o la banda Ka. Esto ha dado lugar a velocidades y tasas de transmisión más altas, de alrededor de cien megabits por segundo (100 Mbps = a 100.000.000 bits de información por segundo).

También ha producido mejoras en los sistemas tanto de control de altitud y órbita, AOCS (del inglés Attitude and Orbital Control Systems), como de propulsión. Ambos permitirán un control más preciso de órbitas y maniobras y, a su vez, nos otorgarán la posibilidad de hacer viajes por el espacio con más seguridad y precisión.

Imagínense conduciendo un coche al que le añaden un nuevo motor con más potencia, un sistema de control de tracción y dirección más precisa y el más moderno de los sistemas de navegación GPS. Está claro que con estas mejoras usted podrá llegar más lejos, a lugares más concretos de una forma más segura y fiable. Esto es lo que está sucediendo actualmente con los CubeSats.

Ahora el siguiente paso es verificar la viabilidad de todas estas nuevas tecnologías dentro de los CubeSats para su uso en misiones interplanetarias.

Un ejemplo práctico es la misión MarCO, de la NASA-JPL. Se trata del primer CubeSat en una misión interplanetaria. De hecho, la misión consta de dos satélites (MarCO-A y MarCO-B) gemelos, de tamaño 6U y cuya función será ser testigos del aterrizaje del lander de la misión principal, InSight, así como retransmitir los datos emitidos por dicho lander, de vuelta a la tierra, a la red de la NASA para el espacio profundo.

El funcionamiento de estos nanosatélites no es crítico o vital para el éxito de la misión principal, pero pueden marcar un hito dentro del mundo CubeSat y abrir la puerta a muchas más misiones.

Es fascinante y estimulante ver como la tecnología CubeSat evoluciona a pasos agigantados. Empezó siendo una herramienta para ayudar a las universidades y a la comunidad académica en general a realizar proyectos de ciencia espacial y, miren ahora, la siguiente parada es el planeta rojo.

Para un servidor, las posibilidades y aplicaciones de esta tecnología son ilimitadas. Ahora toca demostrar a toda la gente que estamos involucrados en el mundo CubeSat, que estos pequeños satélites pueden asumir gran papel dentro de la exploración planetaria.

¿Cuál será la siguiente estación de este tren tecnológico? ¿Saturno con sus anillos? ¿Alguna luna de Júpiter? Pronto lo descubriremos.



Recomendamos

Lo más visto