La misión Demo-2 pone rumbo a la ISS esta noche
Estados Unidos >

La misión Demo-2 pone rumbo a la ISS esta noche

Cápsula Crew Dragon diseñada por SpaceX. Foto SpaceX
|

Ha llegado el día. Esta noche la cápsula Crew Dragon de SpaceX, a bordo del Falcon 9, despegará de la plataforma de lanzamiento 39A del Centro Espacial Kennedy para transportar a dos astronautas rumbo a la Estación Espacial Internacional (ISS), en lo que será el primer vuelo tripulado desde suelo estadounidense tras nueve años.

La misión, nombrada Demo-2, supondrá la certificación por parte de la NASA de la nave espacial diseñada por la compañía de Elon Musk para brindar servicios de ferry hacia la ISS. Al mismo tiempo, sentará las bases para las futuras misiones a la Luna y Marte.

Los experimentados astronautas Doug Hurley y Bob Behnken fueron los seleccionados para conformar la tripulación. Todo lo que experimenten durante el lanzamiento será información valiosa para los pasajeros de las futuras misiones de la Crew Dragon.

De tener éxito el lanzamiento, la NASA habrá recuperado la capacidad de enviar al espacio astronautas desde sus propias intalaciones, ya que desde el fin del programa del transbordador espacial, en 2011, depende de los cohetes rusos Soyuz para hacerlo.  

El Gobierno de Estados Unidos vive este día como un hito de la exploración espacial del país, por lo que el presidente Donald Trump estará presente en el Centro Kennedy para presenciar el despegue del Falcon 9, según confirmó la Casa Blanca en un comunicado.

Riesgo de postergación

 

Sin embargo, es posible que Trump deba regresar a las instalaciones de la NASA en otra oportunidad. Las condiciones climatológicas se han convertido en una preocupación seria para el quipo a cargo de la misión.

Los pronósticos meteorológicos prevén que, al momento del despegue, la zona se vea afectada por precipitaciones e incluso descargas eléctricas. Un lanzamiento no puede proceder si llueve sobre la plataforma o durante el vuelo.

De igual modo, tampoco puede tener lugar si alguna parte de la ruta planeada presenta una capa de nubes con un espesor superior a los 4.500 pies.

Si finalmente el clima obliga a suspender la misión, la intención de la NASA es volver a intentarlo el sábado 30.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 



Recomendamos

Lo más visto