La ESA inicia una campaña para monitorear la temperatura de la Tierra
Europa >

La ESA inicia una campaña para monitorear la temperatura de la Tierra

Temperatura de la Tierra. Foto ESA.
|

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha realizado una campaña de pruebas con el objetivo de iniciar la construcción de una nueva constelación de satélites capaz de registrar la temperatura de la superficie de la Tierra. Esta nueva misión está dentro de los seis nuevos proyectos del programa Copernicus de Europa y la agencia.

Con un avión bimotor equipado con tecnología de imagen térmica de alta resolución, la ESA ha estado recorriendo el corazón agrícola de Europa. El objetivo ha sido trabajar para aumentar la resiliencia de la agricultura ante la futura escasez y variabilidad del agua, pero también profundizará en la comprensión del sistema climático de la Tierra.

El instrumento a bordo, llamado Hytes, es una cámara termográfica avanzada construida por el laboratorio de propulsión a chorro de la NASA y ha estado inspeccionando áreas agrícolas y urbanas en Reino Unido e Italia como parte de una campaña aérea conjunta entre la ESA y la NASA.

Los resultados ayudarán a proporcionar datos de prueba para respaldar el desarrollo de la misión propuesta de monitoreo de la temperatura de la superficie terrestre (LSTM), que es una de las seis nuevas misiones consideradas para el programa Copernicus de Europa.

Los vuelos de prueba están ayudando a especificar las mejores posiciones de bandas espectrales que adoptará la misión. Desde una órbita polar de la Tierra baja, la misión Copernicus LSTM propuesta trazaría un mapa de la temperatura de la superficie terrestre y las tasas de evapotranspiración, que comprenden el vapor de agua emitido por las plantas a medida que crecen. Proporcionaría información a una resolución de 50 metros, 400 veces más fina que la que se adquiere actualmente a partir de instrumentos térmicos ​​en el espacio, como el radiómetro de temperatura de la superficie terrestre y marina en Sentinel-3.

El científico de la misión Ghent ha explicado que “en un contexto urbano, esto ayudará a comprender y modelar la actividad térmica y la ventilación en las ciudades individuales y alrededor de ellas, e informar la planificación y el diseño de edificios para hacer frente a las olas de calor como las que se experimentaron en Europa occidental durante junio”.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 



Recomendamos

Lo más visto