General Motors y la NASA crean un guante robótico que aumenta la fuerza de agarre
Estados Unidos >

General Motors y la NASA crean un guante robótico que aumenta la fuerza de agarre

Nasa glove
|

General Motors (GM) y la NASA han creado RoboGlove, un guante robótico que permite aumentar la fuerza de agarre y reduce la fatiga de los músculos de la mano, gracias a que emplea sensores de última generación que imitan los nervios, músculos y tendones de una mano humana.

El proyecto, que nació para su uso en la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés), se ha consolidado tras nueve años de trabajo conjunto.

El guante fue probado con el Robonaut 2, un robot humanoide que fue lanzado al espacio en 2011 y que también fue desarrollado por la NASA y GM. Esta implementación tecnología permitió al robot usar herramientas que habían sido diseñadas para humanos.

Actualmente, General Motors sigue realizando pruebas del RoboGlove en una planta de preproducción para después poder buscar un socio que le ayude a adaptar los guantes a diferentes tamaños de manos y a refinar su diseño.

Por el momento, la licencia de esta herramienta ya ha sido adquirida por Bioservo Technologies, una empresa sueca de tecnología médica que pretende usarla en la industria sanitaria en conjunto con su SemGlove, un instrumento similar que aumentaba la fuerza de agarre.

Por lo tanto, además de su uso industrial (GM) o aeroespacial (NASA), también se contempla que pueda ser empleado en otros sectores como la sanidad (Bioservo), ya que permite reducir la cantidad de fuerza que un trabajador necesita ejercer cuando utiliza una herramienta por un tiempo prolongado, o con movimientos repetitivos.

El vicepresidente de ingeniería de fabricación en General Motors, Kurt Wiese, ya describe la combinación de esta innovación como un paso importante hacia la introducción de la tecnología de un exoesqueleto blando a nivel mundial.

Fotos: NASA / GM

Ver vídeo de la NASA sobre el RoboGLove



Recomendamos

Lo más visto