Las Fuerzas Armadas de Brasil confían en el SGDC para ampliar su capacidad estratégica
Brasil >

Las Fuerzas Armadas de Brasil confían en el SGDC para ampliar su capacidad estratégica

1 Mating SGDClow
|

Las Fuerzas Armadas de Brasil buscan ampliar su capacidad estratégica gracias al SGDC, un satélite que pronto mejorará las comunicaciones militares y civiles en el país. El lanzamiento de esta nueva herramienta de defensa está previsto para finales de 2016 o comienzos de 2017.

Según ha podido saber Infodefensa.com durante la celebración de Eurosatory 2016 en París, la planta de Thales Alenia Space (TAS) en Cannes, una ciudad en el sur de Francia, es donde el Satélite Geoestacionario de Defensa y Comunicaciones Estratégicas (SGDC) de Brasil está pasando por complejas pruebas para simular las condiciones que se encuentran en el espacio. Con un peso de 5,8 toneladas y una altura de cinco metros, el satélite se está probando, entre otros procedimientos, montado sobre un soporte que vibra imitando las condiciones del lanzamiento. En los meses de junio y julio están previstas las prueba de comunicaciones. Dentro de una cámara anecoica (que no refleja las ondas de radio), se evaluarán las cualidades y del sistema de antenas responsables de la transmisión y recepción de señales. La primera prueba que se realizó en el satélite, a finales de marzo, fue de naturaleza térmica, con el equipo colocado en una cámara de vacío y sometido a temperaturas entre -100° C y 125° C. Las calificaciones son parte de la etapa final de preparación para el lanzamiento previsto, para finales de 2016 o principios de 2017 desde Kourou (centro de lanzamiento de la Agencia Espacial Europea), en la Guayana francesa. El SGDC se situará a una distancia de 36.000 kilómetros de la superficie terrestre para cubrir Brasil y el Océano Atlántico. Una vez en órbita, el satélite se comunicará con una antena de 18 metros de altura, 13 metros de diámetro y 42 toneladas que estará ubicada en Brasilia (DF). Una segunda antena de similares dimensiones estará instalada en un centro de control secundario ubicado en Río de Janeiro (RJ). El proyecto, resultado de una colaboración entre los Ministerios de Defensa, de Comunicaciones y de Ciencia, Tecnología e Innovación, cuenta con una inversión de 1.700 millones. La expectativa es que entre en servicio en la primera mitad de 2017 después de un período de ajuste, y permanecen activos durante quince años. Mediante el uso de la banda Ka, el SGDC puede transmitir y recibir hasta 54 gigabits de datos por segundo, siendo considerado por el Gobierno federal como una prioridad para ampliar el acceso de banda ancha en las regiones remotas del país. Al mismo tiempo, a través de la banda X, el satélite será utilizado para las transmisiones militares como, por ejemplo, para suministrar las señales de orientación para UAV estratégicos como el Hermes 900 y el Heron/Caçador operados respectivamente por la Fuerza Aérea de Brasil y el Departamento de Policía Federal, o para facilitar el enlace de datos y las comunicaciones digitales entre los buques y aviones de la Marina de Brasil que operan en la costa. Recursos Humanos La participación brasileña en la construcción, montaje y pruebas ha cualificado a una mano de obra altamente especializada en los procedimientos y también en las dificultades prácticas encontradas en cada área de actuación (térmica, mecánica y comunicaciones), lo que supone un valor añadido obtenido a través de la transferencia de tecnología. Cerca de 30 profesionales, graduados de la Agencia Espacial Brasileña (AEB), Telebrás, Visiona (perteneciente al Grupo Embraer), Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) y el Ministerio de Defensa, que acompañan al programa se dedican a una o más de estas áreas específico. La presencia de personal militar y civil brasileño forma parte del proceso de absorción de la tecnología (CpC) pactado con Thales Alenia Space. En marzo de 2015, y según se recogía en dicho pacto, se abrió el Centro de Tecnología Espacial del TAS, en el Parque Tecnológico de São José dos Campos, región que concentra la mayor parte de la alta tecnología aeroespacial brasileño y lugar de nacimiento de empresas como Embraer. El dominio de una visión general de la operación, desarrollo y fabricación de SGDC es considerado por las organizaciones brasileñas como un paso importante para el Centro de Operaciones Espaciales (COPE) pueda, en el futuro, especificar y contratar nuevos satélites, tanto en términos de infraestructura suelo como la parte espacial. El conocimiento detallado adquirido permitirá la identificación y resolución de posibles averías durante los 15 años de vida útil del satélite. La experiencia transferida por Thales Alenia Space también será útil en futuros proyectos de nuevos satélites con capacidades de sensores ópticos y radares. Imágenes: Roberto Caiafa / Thales Alenia Space



Recomendamos

Lo más visto