Airbus DS entrega la sonda Lisa Pathfinder a la ESA
Europa >

Airbus DS entrega la sonda Lisa Pathfinder a la ESA

LISA Pathfinder3
|

La compañía Airbus Defense and Space entregó oficialmente el pasado 7 de marzo a la Agencia Espacial Europea (ESA) la sonda espacial Lisa Pathfinder, tras superar con éxito las respectivas pruebas de aceptación en órbita.

Las dos masas de prueba, apodadas Jake y Elwood, flotan ya libremente y están listas para probar la sofisticada tecnología de los futuros observatorios espaciales de ondas gravitacionales. Estos cubos, construidos en una aleación de oro y platino, estarán en unas condiciones de caída libre sin precedentes, separados 38 centímetros y conectados tan solo por un serie de haces láser.

LISA Pathfinder inició sus operaciones científicas el pasado 1 de marzo. Tras liberar las masas de prueba dentro del instrumento científico de la sonda se realizaron las pruebas finales en órbita para comprobar que las masas flotan libremente según lo previsto, lo que ha permitido dar inicio a las operaciones científicas.

“Después de más de 15 años trabajando en este fascinante y exigente programa, todos los miembros del equipo se sienten sumamente orgullosos ahora que hemos entregado el satélite a nuestros colegas de la ESA”, comentó el responsable de Space Systems, François Auque.

En esta línea, recordó que “el éxito de Lisa Pathfinder allana el camino a futuros observatorios de ondas gravitacionales, y ahora que la primera onda ha sido medida en la Tierra, está claro que un observatorio espacial nos proporcionará una forma nueva y fascinante de estudiar el Universo”.

Operaciones científicas

La fase de operaciones científicas durará seis meses, divididos entre 90 días para el Paquete Tecnológico de LISA (LTP) y 90 días para el Sistema de Reducción de Perturbaciones (RDS), un experimento adicional que emplea dos conjuntos de motores proporcionados por el laboratorio JPL de la NASA.

Tras haber liberado los dos cubos de sus anclajes y comprobar que se encuentran en la caída libre más perfecta jamás lograda, los científicos pasarán los próximos seis meses realizando experimentos, ‘perturbando’ las masas para medir su nivel de estabilidad. 

"Nuestro objetivo no sólo es reducir el impacto de las fuerzas que ya sabemos que perturban a las masas, sino también aprender más sobre el resto de efectos que quedan enmascarados por el ruido", aclara Karsten Danzmann, Investigador Principal Adjunto del Paquete Tecnológico LISA.

Foto: ESA



Recomendamos

Lo más visto