Un fallo en el software del Fregat, posible causa del incidente de los Galileo
Mundo >

Un fallo en el software del Fregat, posible causa del incidente de los Galileo

|

(infoespacial.com) Moscú.- El fallo en los dos satélites Galileo propiedad de la Unión Europea (UE) que no alcanzaron su órbita correcta se debió probablemente a errores de software en el cohete de la etapa superior Fregat-MT que los transportaba.

“La operación no estándar del sistema integrado de gestión fue probablemente causado por un error en el software empotrado. Como resultado, la etapa superior recibió una orden de vuelo incorrecta y operando según los datos del software empotrado colocó las unidades en un destino equivocado”. Así se expresó al diario ruso Izvestia una fuente anónima de la agencia espacial rusa Roscosmos.

Tanto la etapa superior como el software fueron desarrollados por una empresa pública moscovita, el Centro Académico Pilyugin.

El lanzamiento de las dos plataformas Galileo Full Operational Capability (FOC), el pasado 22 de agosto, se realizó desde un cohete ruso Soyuz en el Puerto Espacial Europeo sito en Kourou, en la Guayana Francesa.

Los satélites, parte de la constelación Galileo, fueron colocados en una órbita más baja de lo esperado y elíptica en vez de circular.

Tanto la compañía de lanzamientos Arianespace, la Agencia Espacial Europea (ESA) como  Roscosmos investigan los detalles del incidente. También participa la firma alemana OHB, constructora de los dos satélites. La comisión divulgará sus conclusiones el próximo 8 de septiembre.

En cualquier caso parece muy posible que las plataformas bautizadas Doresa y Milena no podrán cumplir con su objetivo. Así lo admitió Jean-Yves Le Gall, presidente de la Agencia Espacial Francesa (CNES) y representante del proyecto. Le Gall reconoció que los ingenios no se podrán utilizar para el sistema de navegación vía satélite aunque se tenga contacto con ellos desde la Tierra.

El ex astronauta y presidente del CNES declaró, en una entrevista concedida a la revista francesa Usine Nouvelle, que los aparatos no serán recuperables para la navegación porque su órbita "no es circular, como debería haber sido y, por lo tanto, no podrán utilizarse en el sistema Galileo".

La rotundidad de Le Gall contrasta con la posición oficial de la ESA, mucho más prudente sobre el posible uso de los satélites. Lo que sí espera Le Gall es que las dos plataformas, la número 5 y 6,  puedan ser utilizadas para poder efectuar "pruebas de órbita y para validar su funcionamiento".

El sistema de navegación europeo Galileo, competencia directa del GPS norteamericano y del Glonass ruso, constará de una constelación de 30 satélites, incluidos 6 de repuesto. Cada uno de ellos cuesta 40 millones de euros, a los que hay que sumar otros 60 millones del cohete Soyuz. El nuevo sistema global costará 5.400 millones de euros y contará con servicios de búsqueda y rescate.

Foto: ESA



Recomendamos

Lo más visto