Elecnor Deimos lanza con éxito el primer satélite español de muy alta resolución
España >

Elecnor Deimos lanza con éxito el primer satélite español de muy alta resolución

|

(infoespacial.com) Puertollano.- La empresa de Puertollano, Elecnor Deimos, ha lanzado con éxito el primer satélite español de muy alta resolución, el Deimos-2, un proyecto que ha supuesto una inversión total que llegará a los 100 millones de euros de aquí a siete años, cuando se prevé que finalice la vida útil de la plataforma.

El lanzamiento tuvo lugar el 19 de junio a las 21.11h. (CET), desde el Complejo de Lanzamiento de Yasni (que significa claro, en ruso), en Rusia, donde un lanzador ruso-ucraniano Dnepr, lo puso en una órbita heliosíncrona a 620 kilómetros de altura. La operación corrió a cargo de la empresa Kosmotras, una joint venture ruso-ucraniano-kazaja.

El Dnepr es en realidad un misil balístico ex soviético SS-18 Satan de tres fases reconvertido en cohete propulsor y que es lanzado desde un silo militar.

El Deimos-2 es un satélite de observación de la Tierra que consigue imágenes de precisión submétrica. En concreto, cada pixel de una imagen que obtiene puede llegar a medir 75 centímetros, lo que da una idea de su alcance.

Está dotado de cuatro paneles solares de arseniuro de galo que proporcionan una potencia eléctrica de 450 vatios. Dispone de impulsores eléctricos a base de xenón para el control orbital y una antena en banda X para transmitir datos a 160 Mbps. Su diseño es similar al empleado en el DubaiSat 2 (lanzado en 2013).

El desarrollo de esta misión se ha realizado en un tiempo récord de tres años y medio manteniendo los parámetros de calidad.

Una vez en servicio, el Deimos-2 participará en diversos proyectos, todos ellos al servicio de la sociedad. Dará información muy precisa a peticiones de clientes (principalmente Gobiernos y grandes empresas) que soliciten imágenes para los ámbitos de: agricultura; medio ambiente; cambio climático; control de crisis y protección civil (incendios o inundaciones); así como defensa, inteligencia y control de fronteras. Particularmente, se han prorrogado los acuerdos comerciales firmados con el Instituto Geografico Nacional de España o con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

El Centro de Control e Integración de Satélites de Castilla La Mancha, desde donde se supervisó el lanzamiento del Deimos 2, se encuentra a dos kilómetros del Palacio de Congresos y Exposiciones de Puertollano, donde se dieron cita decenas de personas para presenciar el evento.

Este nuevo satélite, pancromático y multiespectral, de 300 kilos de peso y unas dimensiones de  2 metros de alto x 1,5 metros de ancho, tiene una capacidad de 150.000 Km2/día a esta resolución con bandas RGB, NIR y Pancromática.

Si comparamos un pixel de una imagen tomada por el primer satélite que lanzó la compañía en 2009, el Deimos-1, con los que obtendrá el Deimos-2, conseguimos 800 veces más datos y detalles de la zona.

"El objetivo del Deimos-2 es mejorar el conocimiento de los fenómenos naturales que ocurren en nuestro planeta y contribuir a prevenir y gestionar posibles crisis de carácter natural. Por ejemplo, ayudará a mejorar la producción agrícola ya que permitirá dar recomendaciones sobre cantidades de fertilizantes, zonas de aplicación, usos de riego, etc., con lo que se contribuirá a cuidar el medio ambiente, pero también servirá para controlar y medir el cambio climático, la deforestación y tendrá utilidad para defensa, inteligencia e incluso ayuda humanitaria, entre otras múltiples aplicaciones", declaró Miguel Belló, director general de Elecnor Deimos.

El INTA ha colaborado estrechamente con Elecnor Deimos en las pruebas de idoneidad del satélite.

El primer satélite desarrollado por la compañía fue el Deimos-1, que destacó por ser el primero español de observación de la Tierra y el primero europeo de iniciativa íntegramente privada. Se puso en órbita en julio de 2009 y a lo largo de estos cinco años se ha convertido en un referente mundial para los ámbitos para los que fue concebido: agricultura, medio ambiente y mitigación del efecto de desastres naturales.

El Deimos-1 dispone de un sensor que proporcionan imágenes de una resolución de 20 metros con un ancho de barrido de 620 kilómetros y cubre una superficie de 4 millones de km2/día.

Además del Deimos-2,  el cohete transportaba varias cargas útiles o de pago. La segunda más importante era el satélite de observación de la Tierra de media resolución KazEOSat, de Kazajistán. Además incluía el TabletSat-Aurora, de Rusia; el Perseus-M-1 y 2, de Rusia y Estados Unidos; el Hodoyoshi-3 y 4, de Japón; el SaudiSat-4, de Arabia Saudí; el UniSat-6, de Italia, el AprizeSat 9 y 10, de Estados Unidos, así como otros CubeSats o nanosatélites.

El lanzamiento despertó especial interés en un país latinoamericano pues el lanzador Dnepr contenía el primer satélite uruguayo, el AntelSat, que iba integrado en el UniSat-6. El AntelSat es un CubeSat 2U que pesa 1,7 kilos diseñado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República (FING).

La misión puso en órbita 37 artefactos espaciales de diferentes clientes pertenecientes a 17 países, lo que es un récord pues hasta ahora no se habían lanzado tantos en un solo lanzamientos, según anunció Kosmotras.

Foto: Elecnor Deimos



Recomendamos

Lo más visto