El INTA analiza los datos que el instrumento LIFE recogió en la ISS durante la misión EXPOSE-E
España >

El INTA analiza los datos que el instrumento LIFE recogió en la ISS durante la misión EXPOSE-E

|

(infoespacial.com) Madrid.- El Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) y las universidades europeas de Düsselforf y Tuscia han terminado de anailizar los datos  de LIFE (Lichens and Fungi Experiment), un experimiento de larga duración pensado para estudiar el comportamiento de los organismos extremófilos -líquenes, hongos líticos, comunidades bacterianas- en el espacio que, incluído en la misión EXPOSE-E, han desarollado conjuntamente a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS).

“Los resultados de los experimentos astrobiológicos de la misión EXPOSE-E son fascinantes, en cuanto a que ponen a prueba la capacidad de formas de vida de sobrevivir a las condiciones extremas en el espacio exterior”, explicó Sherry L. Cady, catedrática de Geología de la Portland State University y directora de redacción de la revista Astrobiology que ha publicado los resultados de la experiencia.

“La ciencia realizada en EXPOSE-E servirá, sin duda, como referencia para toda la investigación futura en órbita baja terrestre. Este tipo de actividades son fundamentales para el éxito de futuras misiones en la exploración del Sistema Solar”, detalló.

La novedad de LIFE y del resto de los experimentos de EXPOSE-E, como señala Rosa de la Torre, del Área de Instrumentación e Investigación Atmosférica del INTA, consiste en su larga duración (año y medio) y en que, además de las condiciones del espacio exterior, se han simulado las condiciones de Marte.

La misión espacial EXPOSE-E es la primera de una serie de tres misiones espaciales de larga duración realizadas por la Agencia Espacial Europea (ESA) que se incluyen en el Programa Europeo de Ciencias de la Vida y Ciencias Físicas en el Espacio (ELIPS) para estudios de astrobiología a largo plazo a bordo en la Estación Espacial Internacional.

Fue lanzada al espacio junto con el laboratorio Columbus de la ESA mediante el transbordador espacial Atlantis en 2008 para ser instalada sobre el balcón externo del Columbus. Durante año y medio, varios experimentos conteniendo sistemas test de naturaleza química y biológica fueron expuestos a parámetros seleccionados en el espacio y, tras su regreso en el Discovery, se procedió a los correspondientes análisis de laboratorio.



Recomendamos

Lo más visto