La Universidad de Cartagena UPCT y el Instituto de Astrofísica de Canarias IAC participarán en el desarrollo del satélite Euclides
España >

La Universidad de Cartagena UPCT y el Instituto de Astrofísica de Canarias IAC participarán en el desarrollo del satélite Euclides

Euclid B H1
|

(infoespacial.com) Madrid.- Un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) participarán en la fabricación de instrumentos del satélite Euclides, una misión a la que la Agencia Espacial Europea acaba de dar luz verde con el fin de medir parámetros relativos a la energía y materia oscura para comprender por qué el universo está en expansión acelerada.

Los expertos de la UPCT pertenecen a los departamentos de Electrónica, Tecnología de Computadoras y Proyectos, y Física Aplicada, los tres estrechos colaboradores del grupo de investigación liderado por Rafael Rebolo en el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). Los siete investigadores del departamento de Electrónica, Tecnología de Computadoras y Proyectos, a las órdenes de Rafael Toledo, definirán, diseñarán y fabricarán los componentes de algunos instrumentos del satélite. Serán responsables de la electrónica de la unidad de control del instrumento del infrarrojo cercano pensado para descifrar las galaxias más alejadas de la Tierra cuya luz fue emitida cuando el universo era mucho más joven.

Asimismo, la universidad participará en las unidades operacionales de tierra y en la explotación científica de la misión, unas tareas que se encomendarán a cuatro investigadores del grupo de Astrofísica que tendrán que calibrar y analizar los datos producidos por Euclides. El encargado de capitanear a los expertos será Antonio Pérez Garrido, del departamento de Física Aplicada. Además participarán en el proyecto los profesores Isidro Villo Pérez, Carlos Colodro Conde, José Javier Martínez Álvarez, Francisco Javier Toledo Moreo, Javier Garrigós Guerrero, José Manuel Ferrández Vicente, Ana Toledo Moreo, Anastasio Díaz Sánchez y Esther Jódar Ferrández, según informó la universidad en un comunicado. No obstante, en Euclides, que se pretenden lanzar en 2020, participarán más de cien laboratorios y 800 científicos y tecnólogos de doce países diferentes, todos ellos coordinados por Yannick Mellier, del Instituto de Astrofísica de París.

“Costó mucho trabajo llegar hasta este punto, pero ahora disponemos de un diseño sólido y viable para un telescopio espacial que permitirá realizar medidas de alta precisión y que nos ayudará a comprender mejor la naturaleza de la energía oscura”, destacó Yannick Mellier, recoge la ESA.

Entre otros, se embarcan en esta aventura espacial junto a la UPCT y el IAC el Centro de Astrobiología; el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas; el Instituto de Ciencias del Espacio; el Institut de Física d’Altes Energies; el Instituto de Física Teórica de la Universidad Autónoma de Madrid; y el Port d’Informació Científica.

EUCLIDES, EN FASE DE CONSTRUCCIÓN

Diseñado para explorar la cara oculta del Universo –la materia y la energía oscura–, el programa Euclides avanzó a la fase de construcción esta misma semana. La misión contará con un telescopio de 1.2 metros de diámetro, y confeccionará un mapa tridimensional de la distribución de hasta dos mil millones de galaxias, así como de la materia oscura que contienen que, según las teorías actuales, podría constituir hasta un tercio de la masa del Universo.

Así, aunque seleccionada en octubre de 2011 junto a Solar Orbiter como una de las dos primeras misiones de clase-M del programa Cosmic Vision 2015-2025, la misión ha obtenido la aprobación final del Comité para el Programa Científico de la ESA para pasar a la fase de construcción ahora a finales de junio.

Asimismo, el comité acaba de formalizar un acuerdo entre la ESA y las agencias de financiación de varios de sus Estados Miembros para el desarrollo de dos de los instrumentos científicos de Euclides: una cámara en la banda de la luz visible y un espectrómetro/cámara en la del infrarrojo cercano; y un sistema de procesamiento distribuido necesario para analizar la gran cantidad de datos que generará esta misión.

“Esta aprobación formal de la misión es un gran hito para la comunidad científica, para sus agencias de financiación y también para la industria europea”, aseguró Álvaro Giménez Cañete, miembro de la dirección de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA.

En los próximos meses, se pedirá a la industria que envíe sus ofertas para suministrar los distintos componentes del satélite, tales como el telescopio, el sistema de potencia eléctrica, el de control de la órbita y de la orientación del satélite o el de comunicaciones.

“Euclides tratará de encontrar respuestas a las cuestiones cosmológicas del programa Cosmic Vision de la ESA, y es fantástico que esté avanzando a la siguiente fase de desarrollo – hoy estamos un paso más cerca de comprender los secretos más oscuros del Universo”, explica René Laureijs, científico del proyecto Euclides para la ESA.

Imágenes: Universidad Politécnica de Cartagena // Agencia Espacial Europea



Recomendamos

Lo más visto