Premio internacional para la misión SMOS de la ESA
Europa >

Premio internacional para la misión SMOS de la ESA

|

(infoespacial.com) Madrid.- Los impulsores de la misión SMOS de la Agencia Espacial Europea (ESA) han sido galardonados con el Certificado de Reconocimiento de la sociedad IEE de Geociencia y Teledetección (Geoscience and Remote Sensing) por el desarrollo del primer radiómetro de microondas de apertura sintética en el espacio, según informó la ESA en un comunicado.

El premio fue entregado a Yann Kerr, del Centro para el Estudio de la Biosfera desde el Espacio, en Francia; a Jordi Font, del Instituto de Ciencias del Mar del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); y a Manuel Martin Neira, de la ESA.

El satélite SMOS (Humedad del Suelo y Salinidad Oceánica) emplea nuevas técnicas para proporcionar mapas globales de la humedad de las capas superiores del suelo y de la sal disuelta en las aguas más superficiales del océano. Esta información está contribuyendo a la comprensión del ciclo del agua, y en particular de los procesos de intercambio entre la superficie y la atmósfera.

“Es un honor para mí recibir este galardón junto con Manuel y Jordi”, afirmó Kerr,  investigador principal de SMOS, durante la ceremonia de entrega en el Museo de Antropología de Vancouver (Canadá). “El éxito de SMOS, por supuesto, es también mérito de los equipos de la ESA, de CNES y de la industria. Ahora podemos entender mejor el ciclo del agua y, en general, el funcionamiento de la Tierra, y ello es gracias a todos los implicados en esta misión”, agregó el científico.

La propuesta original para una misión con las características de SMOS procedió de Kerr, que ha estado implicado en la misión desde su concepción en 1992. Kerr es igualmente responsable de garantizar que la misión cubra las necesidades de la comunidad científica, en particular en lo que se refiere a la medición de la humedad del suelo. Para Kerr estuvo claro desde el principio que sólo un radiómetro por microondas operando en la banda L proporcionaría las medidas que la comunidad científica demanda.

Por su parte, Martín Neira manifestó su “gratitud más profunda al Comité Administrativo de la IEEE de Geociencia y Teledetección por habernos considerado merecedores de este galardón”.

El diseño de la instrumentación suponía un desafío importante, ya que necesitarían una antena de grandes dimensiones. Martín Neira y sus colegas fueron los responsables de diseñar un sistema que respondiera a los retos. Tras diez años de investigación, desarrollaron el instrumento MIRAS (una multitud de pequeñas antenas), en funcionamiento desde 2009. “En nombre de mis colegas Yann y Jordi, y de todos los implicados en el desarrollo del instrumento y en la misión SMOS, quisiera expresar mi gratitud más profunda al Comité Administrativo de la IEEE de Geociencia y Teledetección por habernos considerado merecedores de este galardón”, expresó Neira.Un avance significativo

Jordi Font, co-investigador principal de la misión, ha jugado un papel fundamental a la hora de garantizar la integridad de los datos relativos a la salinidad oceánica. En el último número de la revista Info-espacio, gestionada por la asociación española Proespacio, Font aseguraba no tener “ninguna duda” de que SMOS es la base de “un avance muy significativo en el estudio del ciclo del agua y de la evolución del clima de la Tierra”.

En este sentido, tal y como afirma Font, “su objetivo es demostrar que esta tecnología innovadora es realmente útil”. “Los desafíos son muchos, y transcurrido un año y medio desde el lanzamiento, todavía hay varios aspectos, tanto de la óptima calibración del instrumento como de la extracción de información geofísica a partir de sus medidas, que se están mejorando continuamente”, agregó.

“Hemos demostrado que sí se puede extraer la información científica que nos proponíamos, y ahora mismo se están ya haciendo pruebas por parte del centro europeo de meteorología ECMWF de integrar los datos SMOS en sus sistemas de análisis y predicción (…) aunque, de momento, la calidad de los datos de salinidad que proporciona no cubren todavía las expectativas de los oceanógrafos”, explicó el profesor.



Recomendamos

Lo más visto