Brasil destina 27 millones de dólares a un superordenador para el INPE
America >

Brasil destina 27 millones de dólares a un superordenador para el INPE

Logo INPE1
|

(Infodefensa.com) Sao Paulo.- El Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (INPE) ha inaugurado el año con el mayor superordenador de Sudamérica, un Cray modular XT6, construido especialmente en los Estados Unidos para el Centro. Según un comunicado publicado por el Instituto, el sistema cuenta con capacidad para ejecutar 205 trillones de operaciones de cálculos por segundo y está valorado en 27 millones de dólares.

El nuevo ordenador ocupa el tercer lugar entre los de índole meteorológica, y está compuesto por miles de núcleos procesadores, con conectores y fuentes de poder altamente redundantes para evitar fallos. Con una vida útil de seis años y ampliable modularmente, el sistema permitirá -interconectado con diversas fuentes informativas, satelitales y radares- efectuar pronósticos meteorológicos más extensos con detalles regionales, y prevenir hasta 48 horas tempestades de gran volumen, como las que han asolado el continente últimamente.

Gracias a este dispositivo, el organismo llevará a cabo el Proyecto Lluvia, que, aprobado por la Fundación de Amparo a la Investigación de Sao Paulo (FAPESP) -junto al Ministerio de Ciencia y Tecnología, uno de los financiadores del ordenador- estudiará los procesos que ocurren dentro de las nubes calientes, que originan acontecimientos climáticos extremos y son características de regiones tropicales oceánicas.

Se experimentará en áreas preamazónicas del nordeste y del sudeste del país, recurriendo al uso de radares, radiosondas, radiómetros de microonda, UAV, sensores alares en aviones de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) e intercalaciones con los aún modestos datos satelitales existentes.

Los resultados serán incorporados al software del satélite correspondiente a Brasil del Global Precipation Measurement (GPM), encabezado por la Agencia Espacial Estadounidense (NASA) y por la Agencia Espacial Japonesa (JAXA). Este esfuerzo implica un gran número de investigadores en Brasil y en el extranjero, de diferentes instituciones, lo que constituye un proyecto interdisciplinario para el desarrollo de modelos climáticos sin precedentes entre los países en desarrollo.

El aparato funcionará en el Centro de Previsión del Tiempo y Estudios Climáticos de Cachoeira Paulista; en la principal base de lanzamientos de globos sonda; en la División de Satélites Ambientales; en el Centro de Recepción de Datos de la Misión Espacial Completa Brasileña; en el Laboratorio Asociado de Combustión y Propulsión; y en una de las cuatro unidades del INPE en Sao Paulo.

Asimismo, será utilizado por otras entidades -fundaciones, universidades e investigadores- para establecer el Modelo Brasileño para el Sistema Climático Global (MBSCG), que analiza cómo los elementos terrestres interactúan entre sí, así como las posibles interferencias humanas al respecto.

Una labor fundamental

En esta línea, el ministro de Ciencia y Tecnología, Aloizio Mercadante, que visitó ayer la sede del INPE en Sao José dos Campos,  aseguró que el trabajo del INPE es “esencial para reducir la deforestación en el Amazonas”, así como el papel que realiza el Instituto en el ámbito de la investigación del cambio climático y la estabilización de un sistema de prevención de desastres naturales, según recoge el Ministerio. “Brasil no puede prescindir de un programa espacial reforzado, que cuente con recursos suficientes para cubrir la importante demanda de los satélites y las aplicaciones espaciales”, aseguró el nuevo ministro.



Recomendamos

Lo más visto