Hermanamiento entre el INTA y la Agencia Espacial de Ucrania
Otras agencias >

Hermanamiento entre el INTA y la Agencia Espacial de Ucrania

|

El proyecto de hermanamiento entre el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) y la Agencia Espacial ucraniana (SSAU) tenía como objetivo fortalecer la capacidad de la industria y de las autoridades de Ucrania para implementar y aplicar políticas y reglamentos armonizados con los desarrollados en los estados miembros de la Unión Europea, en especial en lo relativo a los programas espaciales de navegación por satélite (Galileo/EGNOS) y observación de la tierra (GMES, ahora Copérnico).

España, a través del INTA del Ministerio de Defensa, presentó una propuesta para el desarrollo de dicho programa, seleccionada como ganadora en concurso en competición con otros dos países europeos. Este proyecto se ha desarrollado durante 26 meses, finalizando el 19 de Noviembre de 2015, habiendo cumplido todos los requisitos y expectativas. El importe del contrato adjudicado fue de 1.450.000 euros. En él han participado 25 expertos de cinco países (España, Italia, Alemania, Holanda y Austria), dirigidos por un equipo encabezado por el INTA.

Los expertos han realizado 52 misiones en Ucrania con la participación de 647 expertos ucranianos pertenecientes no sólo a la agencia espacial, sino también a diversos organismos y empresas del sector aeroespacial de ese país.

A su vez, técnicos ucranianos han realizado diez viajes de estudio y seminarios en España, con la participación de 54 expertos de ese país. En estas visitas, han conocido las principales compañías del sector aeroespacial de España y se familiarizaron con los procedimientos, leyes y metodologías empleadas en la Unión Europea y en la Agencia Espacial Europea (ESA), además de realizar un intercambio de conocimientos tecnológicos, especialmente en los sectores de navegación satelital (EGNOS y Galileo) y observación de la Tierra (Copérnico). En este tiempor, también se han establecimiento áreas de colaboración.

La gestión económica del 'twinning' la ejecutó la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP). El proyecto se estructura en dos componentes. Cada componente tiene uno o varios resultados y cada resultado una o varias actividades. Las actividades se organizan en una o varias misiones.

El componente Uno versa sobre "análisis de la legislación actual en el sector espacial" al objeto de adaptar o confeccionar la legislación de Ucrania a las prácticas de la Unión Europea en los sectores de observación de la tierra, sistemas de navegación global satelital (GNSS) y Cooperación Público Privada (PPP) en el sector espacial.

El Componente Dos trata sobre el "fortalecimiento de la capacidad institucional de la Agencia Espacial de Ucrania para participar en los principales programas espaciales europeos y de investigación", como son: EGNOS/Galileo, Copérnico, Horizonte 2020. Además, los ingenieros ucranianos recibieron formación sobre metodología de project management, marketing, PPP y de la ESA. El proyecto ha finalizado con éxito, cumpliendo todos los “resultados mandatarios” con la plena satisfacción de Ucrania y la Unión Europea.

Derivado del proyecto europeo de hermanamiento entre el INTA y la SSAU se ha firmado un acuerdo de colaboración entre ambos organismos que recoge además de las actividades espaciales (GNSS, Copérnico, lanzadores, electrónica embarcada, comunicaciones, etc.), otras como las tecnologías específicas de propulsión, nuevos materiales, nanotecnologías, electrónica espacial o sensores.

¿Qué es el Programa de Hermanamiento?

El programa de Twinning o Hermanamiento fue creado en 1997 por la Comisión Europea, con el objeto de asistir en la incorporación del acervo comunitario (el cuerpo normativo y los procedimientos comunitarios) y la consiguiente reforma de sus instituciones a las administraciones de los países candidatos de la Europa Central y Oriental que se iban adherir a la Unión Europea.

El programa se basa en el apoyo de las administraciones de uno o varios estados miembros a la Administración del país beneficiario para modernizar sus estructuras administrativas y formar a los recursos humanos.

En la actualidad, y debido al éxito alcanzado, el programa además de aplicarse a los doce últimos países incorporados a la Unión Europea y a los últimos países en proceso de adhesión, se aplica también a los países potenciales candidatos a la adhesión, así como a los países enmarcados en la nueva Política Europea de Vecindad de la Unión Europea.

El objetivo que se persigue con este programa en el marco de la Política Europea de Vecindad es la creación de nuevos acuerdos de asociación que permitan estrechar lazos económicos y políticos entre ambas regiones a través de sus instituciones. De esta manera, los países beneficiarios podrán servirse del programa de hermanamiento para promover mejoras en sus administraciones y acercar sus ordenamientos al acervo comunitario.

¿Cómo funciona?

El eje del programa es el establecimiento de relaciones entre administraciones de los distintos países para que se genere un flujo de intercambio de experiencias, conocimiento e información.

Para ello, los países que solicitan el hermanamiento identifican sus necesidades con el apoyo de las delegaciones de la Unión Europea en esos países y las plasman en fichas técnicas. A través de los Puntos Nacionales de Contacto, estas fichas circulan entre las administraciones homólogas de los estados miembros y se les invita a que presenten proyectos que puedan ayudarles en ese proceso.

El presupuesto de un proyecto de hermanamiento varía entre cien mil y dos millones de euros. Las instituciones hermanadas, durante un periodo de entre seis meses y dos años, trabajan en múltiples actividades (como visitas de estudio, seminarios de formación, protocolos de actuación, la asistencia de funcionarios/as o expertos/as a corto plazo, etc.) con el seguimiento del líder del proyecto (un/a funcionario/a de alto nivel perteneciente al Estado Miembro de la Unión Europea que aporta el respaldo institucional) y el acompañamiento diario de un funcionario desplazado a la institución beneficiaria, para lograr los objetivos fijados.




Recomendamos

Lo más visto