Hacia la creación de una Agencia Espacial Española
Firma Invitada >

Hacia la creación de una Agencia Espacial Española

|

Este Gobierno considera que el sector del espacio es fundamental por su carácter estratégico, ya que forma parte imprescindible de un sistema económico moderno y su impacto es básico en la sociedad. Por ello, a través de la Secretaria General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa (SGIPYME), ha tratado de impulsarlo y fortalecerlo fundamentalmente mediante dos vías: el crecimiento del sector a través de los programas de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la mejora de la coordinación entre los diferentes organismos y ministerios con intereses y competencias en el sector.

La ESA ha sido históricamente el vehículo para desarrollar proyectos europeos a través de la inversión pública. España es un actor clave para la ESA, ya que tradicionalmente ha venido ocupando el 5º lugar en Europa por inversión pública.

Sin embargo, a partir del año 2009, como consecuencia de las restricciones presupuestarias, las aportaciones de España a la ESA vinieron siendo inferiores a los compromisos financieros firmes que habían sido adquiridos por nuestro país con la Agencia, por lo que se originó una deuda que a 31/12/2011 ascendía a 96,29 millones de euros y que a finales del ejercicio 2012 alcanzó los 161,68 millones de euros.

Además de no poder hacer frente a sus compromisos pasados debido a la grave crisis económica por la que atravesaba nuestro país en esos momentos, en el Consejo Ministerial de 2012 España no pudo realizar apenas nuevos compromisos para los nuevos programas opcionales que se ponían en marcha. España pasaba a ser el 11º contribuyente en programas optativos y se perdían un gran número de oportunidades para nuestra industria.

Para volver a incrementar los compromisos españoles al nivel que corresponde a la quinta industria europea así como para regularizar dicha situación deudora con la Agencia, el Consejo de Ministros, de 20 de septiembre de 2013, autorizó al Ministerio de Industria, Energía y Turismo a adquirir compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros para atender la financiación de la participación española en los programas espaciales a través de la ESA, para el periodo 2014-2022 con un techo de compromiso económico de 1.024 millones de euros.

Ya en 2014, el Consejo de Ministros aprobó un nuevo Acuerdo mediante el cual se eleva el techo autorizado de gastos para la ESA hasta los 1.368,50 millones para el periodo 2014-2022. Esto se traduce en que en el Consejo Ministerial de la ESA de diciembre de 2014 se comprometieron 344 millones para nuevos programas optativos y se garantizó una contribución anual nacional de 152 millones para el periodo 2014-2022. Esta continuidad en la inversión pública permitirá a la industria orientar sus estrategias a largo plazo en un entorno mucho más predecible.

También sería interesante resaltar los objetivos concretos alcanzados por España en ese Consejo Ministerial de 2014, donde se consiguió para nuestro país una participación muy relevante en un programa tan estratégico como es el futuro lanzador Ariane 6, además de retomar nuestra participación en otros programas que, debido a la crisis económica no fueron lo suficientemente apoyados en el pasado.

A pesar de los buenos resultados de la apuesta por la inversión a través de la ESA, el objetivo de conseguir un sector más competitivo se encuentra en España con una dificultad a destacar: el hecho de que en la estructura Administrativa actual existe un amplio conjunto de departamentos ministeriales y entidades con competencias o intereses en relación a la industria espacial.

Mientras que todos los grandes países de nuestro entorno disponen de una agencia espacial, un interlocutor único cuyo único objetivo es fomentar el sector espacial y a ello dedican todos sus esfuerzos, en nuestro país hay una gran dispersión de las competencias e intereses en relación al espacio. En este sentido, España está en desventaja con esos países.

Para tratar de solventar esta carencia se creó, el 20 de noviembre de 2014 por Acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, la Comisión Interministerial de Política Industrial y Tecnológica del Espacio.

La Comisión está adscrita al Ministerio de Industria, Energía y Turismo y está compuesta por un representante de cada uno de los siguientes organismos: Ministerio de Defensa; Ministerio de Hacienda y AAPP; Ministerio de Fomento; Ministerio de Industria, Energía y Turismo; Ministerio de Economía y Competitividad; el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial “Esteban Terradas” (INTA); el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI); y la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Uno de los mandatos que tiene esta Comisión Interministerial de Política Industrial y Tecnológica del Espacio, según lo establecido en su Acuerdo de creación, es la elaboración de una planificación estratégica del sector espacial nacional.

En cumplimiento de ese mandato, la Comisión está elaborando un documento al que se le ha dado el nombre de Agenda 2020 del Sector Espacial Español. Este documento ha contado para su elaboración con la participación de todos los miembros de la Comisión, pero también los representantes de la industria han aportado su visión y opiniones.

En el documento mencionado se haría un pequeño resumen de la situación actual del sector a nivel mundial y nacional, se explorarían los diferentes oportunidades de crecimiento en cada segmento del sector, se establecerían objetivos globales tanto para la Admón. como para la industria y, finalmente, se analizaría la posibilidad de creación de una entidad u organismo espacial nacional.

Dicha entidad u organismo debería tener todas o algunas de las siguientes características: carácter transversal, máximo nivel de interlocución, máxima eficiencia en la utilización de los recursos públicos y un mandato claro y efectivo.

Esta entidad realizaría una gestión centralizada de todos los intereses nacionales relacionados con la política espacial y ostentaría la representación de España en los foros internacionales relativos a espacio. A través de ella se establecería una estrategia estable de la política industrial del sector que, junto con la mencionada inversión anual comprometida hasta 2022 en los programas opcionales de la ESA, generaría un marco estable muy favorable para el crecimiento del sector.

Así pues, la SGIPYME continuará dedicando todos sus esfuerzos en mejorar la coordinación entre departamentos e incrementar la eficiencia en el uso de recursos públicos dedicados a este sector. Todo ello con el mismo objetivo en mente: que España tenga un sector del espacio cada vez más fuerte y competitivo.



Recomendamos

Lo más visto