Amenaza de luna roja refleja temores infundados en el espacio
Perspectivas >

Amenaza de luna roja refleja temores infundados en el espacio

|

Su Li /Pueblo en Línea/ Pekín.- La muerte de Neil Armstrong ha despertado un sentimiento de nostalgia entre los observadores occidentales sobre la edad de oro del programa espacial de Estados Unidos. También ha generado inesperadamente una nueva ronda de especulaciones acerca de cuál será el próximo país en llevar un astronauta a la luna. En los ojos de muchos estrategas, China es la que está más cerca de ese objetivo.De hecho, desde que el presidente estadounidense Barack Obama canceló en febrero del 2010 el programa de la NASA de “Volver a la Luna”, ha habido preocupaciones sobre que el “error de cálculo” de Obama podría ayudar a las ambiciones espaciales de China, y que un alunizaje chino podría debilitar la hegemonía tecnológica de EE.UU. Un artículo publicado en la revista Foreign Policy en junio (“Surgimiento de la Luna Roja”) incluso especula acerca de una futura “colonia lunar” china.China, que está décadas detrás de los EE.UU. en términos de tecnología espacial, está buscando una mayor presencia en el espacio. No obstante, no hay ningún plan oficial o deseo nacional de participar en una competencia global con potencias espaciales como los EE.UU. y Rusia.Como señaló recientemente Huang Jiangchuan, jefe de diseño de la segunda sonda lunar china Chang’e 2, no hay ninguna propuesta oficial o un calendario específico para una misión tripulada a la Luna.Por otra parte, la exploración lunar de China se lleva a cabo sobre la base de los avances de investigación y las necesidades prácticas de la nación.Desde finales de 1960, las misiones Apolo han hecho grandes contribuciones al progreso tecnológico de EE.UU. en campos como las comunicaciones satelitales, la computación y la robótica. Esas tecnologías de punta han beneficiado en gran medida a todo el mundo. Esto sienta un buen ejemplo para China. Una sonda lunar también debería convertirse en un empuje vigoroso para la actualización científica y tecnológica de China.La historia de la civilización humana está llena de hitos de la exploración en campos previamente desconocidos. Existe un amplio consenso entre distintos países de que el espacio exterior ya ha pasado a formar parte de nuestro espacio vital. Se trata de una tarea común de extender nuestro entorno de vida en el cosmos, donde la cooperación entre las potencias espaciales es de suma importancia.Las preocupaciones occidentales en torno al desarrollo espacial de China sólo reflejan la ansiedad frente a esta nación emergente.Tales preocupaciones prevalecen en casi todos los campos en los que China está haciendo progresos.Muchos occidentales instintivamente interpretan estos avances como una amenaza, por lo que demonizan los motivos de China en cada uno de sus avances.Sin embargo lo que realmente merece ser cuestionado es la actitud torcida hacia una China en ascenso, la cual corresponde a una mentalidad que no beneficia a nadie.

http://spanish.peopledaily.com.cn/92121/7928803.html



Recomendamos

Lo más visto