GOCE de la ESA descubre restos de antiguos continentes bajo la Antártida
España >

GOCE de la ESA descubre restos de antiguos continentes bajo la Antártida

GOCE orbiting on the edge
|

Un equipo de investigación de la Universidad Kiel de Alemania y la British Antarctic Survey (BAS) ha publicado los últimos hallazgos del satélite de cartografía por gravedad GOCE de la Agencia Espacial Europea (ESA). Los resultados reflejan los restos de los continentes escondidos en las profundidades de la capa de hielo de la Antártida.

La misión GOCE orbitó la Tierra durante más de cuatro años, desde marzo de 2009 hasta noviembre de 2013. Este se diseñó para medir la fuerza de la gravedad de la Tierra con mayor precisión que cualquier otra misión anterior. El sistema de la ESA voló a una altitud de 255 kilómetros. Esta distancia es mucho más cercana que un satélite de observación de la Tierra para maximizar su sensibilidad a la gravedad.

El resultado principal de GOCE ha sido un mapa de gravedad global de alta fidelidad, pero la misión también trazó gradientes de gravedad localizados en todas las direcciones de movimiento, hasta una resolución de 80 kilómetros.

El equipo de la Universidad de Kiel y BAS ha convertido este mapa en índices de forma basados ​​en curvatura en las diferentes regiones del planeta, análogamente a los contornos en un mapa. En combinación con los datos sismológicos existentes, estos gradientes de gravedad muestran una alta sensibilidad a las características conocidas de la litosfera de la Tierra, la corteza sólida y esa sección del manto fundido debajo de ella.

Continentes de hace 160 millones de años

 

Los científicos que han publicado los datos han explicado que "en la Antártida oriental, vemos un mosaico de características geológicas que revelan similitudes y diferencias fundamentales entre la corteza debajo de la Antártida y otros continentes a los que se unió hace 160 millones de años".

Los hallazgos del gradiente de gravedad muestran que la Antártida occidental tiene una corteza más delgada y una litosfera en comparación con la Antártida oriental, que se compone de un mosaico de cratones viejos separados por erógenos más jóvenes, que revelan una semejanza familiar a Australia e India.

El científico de la misión GOCE de la ESA, Roger Haagmans, explicó que "es emocionante ver que el uso directo de los gradientes de gravedad, que se midieron por primera vez con GOCE, conduce a una nueva mirada independiente dentro de la Tierra, incluso debajo de una capa gruesa de hielo. También proporciona un contexto de cómo posiblemente se conectaron los continentes en el pasado antes de que se separaran debido al movimiento de la placa".

Foto: ESA.



Recomendamos

Lo más visto