menú responsive
AMÉRICA | Misiones
-/5 | 0 votos

30 años de servicio

El telescopio Hubble deja de funcionar

Telescopio Hubble. Foto: NASA.

Telescopio Hubble. Foto: NASA.

22/06/2021 | Madrid    2

La NASA ha informado de que el telescopio Hubble, que lleva en servicio desde hace más de 30 años en el espacio, no ha funcionado desde hace varios días. La NASA está intentando reiniciar algunos de sus ordenadores para resolver el problema. "El telescopio en sí y los instrumentos científicos gozan de buena salud", indican desde la NASA.

La computadora que controla los instrumentos se detuvo el domingo 13 de junio al final de la tarde. Tras esto, la NASA realizó una prueba para reiniciar el ordenador sin éxito. Según las primeras indicaciones, el problema radicaría en un módulo de memoria dañado. “También falló un intento de cambiar a un módulo de memoria de respaldo”, detallan desde la NASA.

El objetivo del ordenador es controlar y coordinar los instrumentos científicos a bordo de la nave espacial. La computadora de carga útil es un sistema de la NASA Standard Spacecraft Computer-1 (NSSC-1) construido en la década de 1980. Es parte del módulo Science Instrument Command and Data Handling, que fue reemplazado por astronautas durante la última misión de servicio al Hubble en 2009. El módulo tiene varios niveles de redundancia que pueden activarse para servir como sistema principal cuando sea necesario.

Sobre Hubble

 

El Hubble, lanzado en 1990, revolucionó la astronomía y la visión del Universo, registrando imágenes del sistema solar, la Vía Láctea y galaxias lejanas.

Un nuevo telescopio espacial, el James Webb, se pondrá en órbita a finales de 2021, lo que permitirá observar el Universo distante con una precisión incomparable.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

GM
24/06/2021 20:32:41


Pues, esto no podía pasar en peor momento: con el telescopio orbital James Webb (JWST) de la NASA y la ESA (sustituto natural del Hubble), que no llega nunca a despegar por retrasos y sobrecostes; la práctica cancelación del telescopio orbital WFIRST estadounidense. Así como, el estancamiento del telescopio orbital WSO-UV (Spektr-UV) ruso-español, por las sanciones y vetos interpuestos entre España (UE) y Rusia (además de que España no tiene dinero asignado para continuar con su parte del proyecto dentro del INTA español).

La única opción de suplir este grave problema es reparando el computador NSSC-1 del Hubble in situ. Pero, ya no hay transbordador Space Shuttle que mandar a acoplarse y repararlo por medio de Actividades ExtraVehiculares o EVAs de los astronautas.

Además, las nuevas cápsulas orbitales privadas Crew Dragon de SpaceX y Starliner de Boeing (que aún no ha volado tripulada) no disponen de esclusa para los astronautas en las EVAs.

En tal caso, debiendo presupuestarse, diseñarse y producirse una esclusa norteamericana ad hoc, que llevar y acoplar al Hubble; y a la que pueda luego acoplarse la nave Crew Dragon o el Starliner con la tripulación.

Otra opción, es utilizar para ello la nave Soyuz rusa, que dispone de un doble uso de su "Módulo Orbital" como esclusa para EVAs. Aunque, dispone de un puerto de atraque SSVP, incompatible con el puerto de atraque APAS que tiene el Hubble. Teniendo que modificar la nave Soyuz con el puerto APAS, que no usa desde 1993 (Soyuz TM-16).

A un coste fijado por la agencia espacial rusa Roscosmos para la NASA norteamericana, la cual suele inflar los precios para estadounidenses y europeos en sus monopolios industriales.

La última opción es recurrir a la nave Shenzhou china, dotada de "módulo orbital" (al ser una copia china de la Soyuz rusa) y puerto de atraque APAS de serie. Pero, dado el panorama de confrontación comercial y tecnológica sino-estadounidense; no contaría con este tipo de colaboración internacional en el espacio. Aunque, tenemos el caso del programa Apolo-Soyuz soviético-estadounidense de 1975 para albergar esperanzas.

Pese a ser esta última la opción más viable, ya que los estadounidenses se han adiestrado para la nave Soyuz rusa (y por tanto, para la nave Shezhou china) y ambos han utilizado trajes para EVAs rusos Orlán-MK (importados para esta ocasión*) en la ISS y las Shenzhou. Pudiendo despegar la misión de recuperacción del telescopio espacial Hubble desde Jiuquan (China) en uno de los últimos lanzadores CZ-2F chinos en servicio; antes su retirada en favor de la nueva nave NGCS china, lanzada por el cohete CZ-7 desde Wenchang (China). Imitando la misión de recuperación de la estación espacial soviética Salyut-7 por parte de la misión Soyuz T-13 en 1985.

Los beneficios para EE.UU. son: mantener su telescopio y capacidad a un coste asumible (hasta la llegada del JWST), dados los sobrecostes y escasa movilización de recursos en los programas actuales de la NASA. Sin mostrar a China tecnología sensible para su futuro telescopio orbital Xuntian, debido a que el hardware del Hubble es de 1990 (hace 31 años) y su última actualización data de 2009 (hace 12 años).

Mientras, los beneficios a China son: adquirir experiencia y capacidad en la gestión de telescopios orbitales pesados y su mantenimiento de cara a su propio telescopio orbital. Pudiendo incorporar instrumental chino de pruebas para el Xuntian en el hardware original del Hubble, dentro del acuerdo. Además de tener una justificación para mantener una nave Shenzhou de reserva en Jiuquan, de cara a problemas en el desarrollo de la nave NGCS y el cohete CZ-7 para la estación orbital multimodular Tiangong (Tiangong-3) y el programa espacial tripulado chino en general.

Aparte de poder ambos espiar e influenciar a la tecnología del otro: China conociendo la fiable de hace 30 años de Estados Unidos; y EE.UU. el nivel de la tecnología china de los primeros tiempos de su programa tripulado en mudanza, y los actuales inicios de su tecnología de telescopios orbitales. Ambos salen ganado y tienen oportunidad de intentar espiar y engañar al otro sobre sus capacidades e intenciones en el espacio.

Encima, pareciendo un gesto de distensión y "concordia" entre ambos, tan de moda en la actualidad.


* Y dada la antigüedad y el actual estado lamentable de los trajes EMU de la NASA (que datan de los años 1970) para EVAs en la ISS, ante los problemas recurrentes de sobrecostes, retrasos, justificación necesaria y diseño inadecuado para sustituirlos. La agencia espacial estadounidense podría reutilizar en la ISS con posterioridad las unidades de trajes Orlán-MK rusos, adquiridas a la empresa NPP Zvezda para este programa. Teniendo una excusa de economía circular para tapar otras de sus vergüenzas y carencias actuales.

Responder

Nombre*
e-mail*
Comentario*

NELSON JORGE CERRO BRAVO
23/06/2021 20:26:24


Hola, es posible desde una computadora en casa, ver algo de lo descubierto por este telescopio? Soy aficionado a la astronomía y estoy comprando un telescopio para observar el cosmos. Gracias...

Responder

Nombre*
e-mail*
Comentario*

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje