menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Long March 5B

La NASA critica la "falta de responsabilidad de China" tras la caída del segmento de su cohete

Long March 5B. Foto: CASC.

Long March 5B. Foto: CASC.

10/05/2021 | Madrid    0

El segmento del cohete chino Long March 5B ha caído este fin de semana sobre las aguas del océano Índico, cercas de las islas Maldivas, tras un lanzamiento en el que la agencia china perdió su control. Tras la reentrada del segmento, que se desintegró y quedó destruida al entrar en la atmósfera, la NASA ha lanzado un comunicado criticando la falta de responsabilidad de la Agencia china. “Está claro que China no está cumpliendo con los estándares responsables con respecto a su basura espacial”, han explicado desde la NASA.

Según la supervisión y el análisis, el 9 de mayo de 2021 la primera etapa del cohete portador Long March 5B ha vuelto a entrar en la atmósfera en un punto situado en el océano Índico, cerca de las Maldivas. Sin embargo, esta semana saltó una alerta mundial y muchos países han puesto todos sus esfuerzos por localizar en tiempo real los escombros del cohete.

Todo esto está trayendo consecuencias y el máximo responsable de la NASA, Bill Nelson, hizo público un comunicado en el que critica duramente la gestión que hace China de estos cohetes. “Es fundamental que China y todas las naciones y entidades comerciales con viajes espaciales actúen de manera responsable y transparente en el espacio para garantizar la seguridad, la estabilidad y la sostenibilidad a largo plazo de las actividades en el espacio exterior”, ha indicado Nelson.

En este sentido, el recién nombrado administrador de la NASA ha añadido que “las naciones espaciales deben minimizar los riesgos para las personas y la propiedad en la Tierra de la reentrada de objetos espaciales y maximizar la transparencia con respecto a esas operaciones”.

Otras pérdidas de control de China

 

En 2020, desechos de otro cohete Long March se estrellaron sobre aldeas de Costa de Marfil, provocando daños, pero sin dejar heridos. El laboratorio espacial Tiangong-1 se desintegró al reingresar a la atmósfera en 2018, dos años después de dejar de funcionar, aunque las autoridades chinas negaron haber perdido el control de la nave.

Para evitar que se repita esta situación, los expertos han recomendado un rediseño del cohete Long March 5B, que carece de la capacidad de controlar su descenso desde la órbita.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

AÑADE TU COMENTARIO

Publica tu opinión sobre esta noticia.

Nombre*
e-mail*
Comentario*

Comentarios

SÍGUENOS EN


ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje