Balance 2021 un año marcado por Marte y el lanzamiento del James Webb
España >

Balance 2021 un año marcado por Marte y el lanzamiento del James Webb

Lanzamiento de un Ariane 5. Foto ESA.
|

El año 2021 será recordado como el año 1 del nuevo mundo pospandémico. La industria espacial sufrió un gran varapalo con los confinamientos obligatorios y, en muchos casos, el paro en muchas misiones y sus producciones. La palabra retraso ha sido la más repetida este año, pero lo cierto es que cuando se pone la mirada atrás sólo vemos éxito en misiones históricas. La llegada a Marte de numerosos rovers, drones y satélites dio esperanza, y el despegue y puesta en órbita del telescopio James Webb, ha cerrado un año para enmarcar.

Este año ha dado mucho de sí en materia espacial. Parece que el espacio se ha puesto de moda y se ha podido ver cómo muchos magnates han dejado su vida anterior por un hueco en la historia espacial. El turismo espacial ha llegado para quedarse y muchos han sido testigos de cómo Richard Branson disfrutaba de unos minutos sin gravedad y dando el pistoletazo de salida a los vuelos suborbitales, que no espaciales, de Virgin Galactic.

Pero si algo ha marcado también este año ha sido la pelea constante que ha tenido el dueño de Blue Origin, Jeff Bezos, con todo rival espacial. Y es que, Bezos también se puso manos a la obra con sus viajes de turistas multimillonarios al borde del espacio y ha regalado imágenes para el recuerdo. Además, el magnate estadounidense se rebotó con la NASA y SpaceX por no haber ganado el contrato para desarrollar un sistema que llevase a los humanos a la superficie lunar con el programa Artemis. Un buen enfado que le llevó a denunciar la “mala conducta” de la NASA, pero que no llegó a buen puerto para él y tuvo que asumir que Elon Musk tenía un programa mejor para llevar a los humanos a la Luna.

Perseverance y James Webb, los protagonistas absolutos

 

Todo esto no ha hecho más que amenizar un año en el que Marte ha vuelto a ser protagonista. El 18 de febrero aterrizaba en Marte el rover más avanzado y grande jamás construido, Perseverance, que, aunque tiene firma de la NASA, sus instrumentos vienen de muchos otros lados y España puso su grano de arena.

El instrumento español MEDA es una estación medioambiental desarrollada por el Centro de Astrobiología (CAB CSIC-INTA) y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), que ha convertido a España al primer país que dispone de una red meteorológica en otro planeta con REMS (2012), Twins (2018) y MEDA (2021). El principal objetivo de MEDA es la caracterización de la atmósfera marciana. Sus datos ayudarán a mejorar y refinar los modelos atmosféricos marcianos, lo que permitirá predecir el clima y será de gran valor para preparar futuras misiones tripuladas. También servirán para estudiar en profundidad el papel que juega el polvo marciano en los procesos químicos que tienen lugar en la superficie y en la atmósfera, y que afectan a la temperatura y al clima.

Si hay que destacar otro evento espacial de 2021, es el lanzamiento del James Webb. Esta misión de la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense es la más grande jamás construida para lanzarse al espacio. Entre otras muchas cosas, James Webb permitirá explorar regiones y épocas en la historia del universo inaccesibles hoy en día, incluso para los telescopios más potente

Con su espejo primario segmentado de 6,5 metros, el James Webb recogerá seis veces más luz que el Hubble, cuyo espejo primario es de 2,5 metros. Otro aspecto importante es que mientras que el Hubble se desplaza en una órbita cercana, más o menos circular, a unos 570 kilómetros sobre la superficie terrestre, el James Webb no orbitará realmente la Tierra, sino el Sol, situándose a una distancia de 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, concretamente en el denominado punto de Lagrange L2 TierraSol. En esa ubicación, el James Webb contará con un escudo solar multicapa del tamaño de una cancha de tenis que bloqueará permanentemente la luz del Sol, la Tierra y la Luna; y mantendrá el telescopio y la instrumentación a temperaturas criogénicas para su correcto funcionamiento. El James Webb cuenta con cuatro instrumentos, los espectrógrafos NIRSpec y MIRI; y las cámaras NIRCam y FGS/NIRISS.

La industria hace su balance

 

La industria reconoce que la Covid-19 sigue haciendo estragos en su día a día, pero muchos ven que ha sido un año prometedor. Para el director espacio GMV, Jorge Potti, ha sido un “buen año a pesar de las dificultades que sigue suponiendo la pandemia con crecimiento de dos dígitos. El crecimiento se ha basado en el programa espacial de la Unión Europea en sus componentes Galileo, Copernicus y SST/STM. También en programas de la ESA, destacando exploración, ciencia, defensa planetaria, vigilancia del espacio y transporte espacial. En el mercado comercial de comunicaciones por satélite también hemos cosechado notables éxitos, así como en Eumetsat”.

Por su parte, el director general de Hisdesat, Miguel Ángel García Primo, ha indicado que “el año 2021 ha sido un buen año para el sector espacial español, pese a la pandemia global, a la que el sector ha conseguido adaptarse y cumplir con sus compromisos en las difíciles circunstancias vividas. A este buen año ha contribuido de forma importante el programa de la nueva generación de comunicaciones gubernamentales por satélite de Hisdesat, Spainsat NG, para cubrir las necesidades del Ministerio de Defensa y otros organismos nacionales e internacionales, que ha superado con éxito la revisión crítica del diseño detallado CDR, de acuerdo con su calendario inicial”.

El consejero delegado de Thales Alenia Space, Stéphane Terranova, califica 2021 “un año importante para Thales Alenia Space en España. En julio inauguramos la sala de integración de satélites en nuestra sede de Tres Cantos, unas instalaciones únicas y punteras en nuestro país que nos permiten llevar a cabo actividades de integración de grandes satélites, cargas útiles e instrumentos espaciales en España. Hemos superado con éxito la CDR del programa Spainsat Ng y ya tenemos en nuestra sede la estructura del módulo de comunicaciones del primer satélite, dando comienzo a las actividades de integración de la carga útil. Este año hemos logrado importantes contratos. Firmamos el contrato para la fabricación de seis satélites de la Segunda Generación de Galileo, teniendo en España un rol muy destacado dentro del coreteam de los satélites, como responsables de los sistemas de comunicaciones”.

Por último, el director general de Espacio y Ciencia de Sener Aeroespacial, Diego Rodríguez, cree que “hay luces y sombras en el año 2021. Por el lado de los programas institucionales, la selección de los contratistas principales de Galileo Segunda Generación ha liberado importantes contratos a bastantes empresas, que se unen a los correspondientes de Copernicus del año anterior, lo que ha mejorado la cartera global. También ha sido destacable el desempeño de las empresas española en los programas de la ESA en exploración, tanto en las misiones a Marte y La Luna. De hecho, el principal problema en muchos programas ESA empieza a ser el sobre retorno, precisamente debido al buen hacer de nuestra empresa. Debemos destacar también los avances conseguido en SpainSat NG por el conjunto de empresas españolas participantes, en particular en la antena DRA, y los logros del programa Proba-3, ya que ambos satélites (Ocultador y Coronógrafo) ya se han enviado a Qinetic para integración final.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 



Recomendamos

Lo más visto