Airbus y Abengoa desarrollan un proceso para convertir el polvo lunar en oxígeno
Mundo >

Airbus y Abengoa desarrollan un proceso para convertir el polvo lunar en oxígeno

Ilustración de la tecnología Roxy. Foto Airbus
|

Airbus Defence and Space y la empresa española Abengoa, junto al Instituto Fraunhofer de Alemania y la Universidad de Boston, han desarrollado una tecnología capaz de producir oxígeno y metales a partir de polvo lunar simulado (regolito). El proceso, denominado Roxy, abre el camino hacia un sistema operacional que podría revolucionar la exploración espacial humana.

Desde la compañía europea explicaron que Roxy permite el diseño de una instalación de conversión de regolito a oxígeno y metales pequeña, simple, compacta y rentable y, por lo tanto, ideal para apoyar una amplia gama de futuras misiones de exploración.

Además, al no requerir materiales adicionales de la Tierra, el reactor Roxy podría ser el corazón de una cadena de valor integrada que utilice la fabricación por capas aditivas para producir una serie de productos hechos en la Luna, que abarcarían metales, aleaciones y oxígeno. Incluso, combinado con hielo lunar, sería posible producir combustible para cohetes a partir de polvo metálico.

Para el responsable de Airbus Space Systems, Jean-Marc Nasr, este avance supone un gran salto hacia delante y acerca a la humanidad “aún más al santo grial de poder mantener una vida sostenible a largo plazo en la Luna".

Usos en la Tierra

 

Asimismo, en nuestro planeta, Roxy podría reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero resultantes de la producción de metales, que se obtienen mediante procesos que emiten cantidades significativas de sustancias nocivas para el medio ambiente.

Dado que Roxy es esencialmente un proceso libre de emisiones, estos impactos ambientales podrían reducirse, proporcionando una contribución significativa a los objetivos de sostenibilidad de la ONU, ejemplificando cómo las tecnologías espaciales pueden mejorar la vida en la Tierra.

Al respecto, la responsable de la División Aeroespacial de Abengoa, Sonia de la Rosa, explicó que Roxy permitirá “el desarrollo de tecnologías excitantes para la exploración espacial y la utilización de recursos in situ, sentando las bases para la integración con opciones de producción de energías renovables para minimizar su huella ambiental y aumentar su eficiencia”.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 



Recomendamos

Lo más visto