El MWR de Airbus aportará mayor precisión a la altimetría del Sentinel-3B
Europa >

El MWR de Airbus aportará mayor precisión a la altimetría del Sentinel-3B

First inspection
|

Airbus Defence & Space ha contribuido para que el siguiente satélite de la ESA, el Sentinel-3B, tenga una mejor precisión a la hora de medir la humedad atmosférica de la Tierra. Se trata de un nuevo radiómetro de microondas (MWR) de alta precisión que ayudará a corregir las imprecisiones que crea el vapor de agua de la atmósfera.

El día 25 de abril se lanzará desde Plesetsk a bordo de un Rockot el Sentinel-3B, construido por Thales Alenia Space (TAS) y perteneciente al programa Copernicus de la ESA y la Unión Europea (UE), para combatir al cambio climático mediante mediciones de distintos materiales procedentes de la Tierra y, así, poder crear nuevas políticas de medio ambiente.

De esta manera, Sentinel-3 es la misión operativa de amplio barrido y media resolución para el océano y la superficie terrestre del programa. Se ha diseñado con el fin de ofrecer continuidad a los datos ópticos y de altimetría de la misión Envisat construida por Airbus y a los datos de vegetación de las misiones ERS y SPOT, garantizando la obtención y el suministro operativo a largo plazo de mediciones de alta calidad para servicios de vigilancia de océanos, de la superficie terrestre y de la atmósfera.

Sentinel-3B se ha diseñado para permanecer operativo en el espacio durante siete años, igual que su gemelo Sentinel-3A, que se lanzó hace dos años. El MWR de éste último está funcionando actualmente en condiciones nominales y estables tras superar con éxito su fase de verificación en órbita.

Los datos recopilados permitirán a los científicos vigilar los cambios en el nivel del mar y en la temperatura de su superficie y hacer un seguimiento de la calidad del agua, de la contaminación marina y de la productividad biológica. También ofrecerá un servicio de supervisión de la superficie terrestre con detección de incendios, cartografía de la cubierta vegetal y supervisión del estado de la vegetación.

Foto: ESA.



Recomendamos

Lo más visto