Inesperado revés para el sistema de navegación europeo Galileo
Europa >

Inesperado revés para el sistema de navegación europeo Galileo

|

(infoespacial.com) Madrid.- El sistema europeo de navegación Galileo ha sufrido un inesperado revés tras desvelarse que los dos últimos satélites de la constelación lanzados el pasado 22 de agosto han sido insertados en una órbita errónea que probablemente les dejará sin operatividad.

Inicialmente tanto Arianespace, encargada del lanzamiento, como la Agencia Espacial Europea (ESA), que gestiona  las plataformas 5 y 6, anunciaron el éxito de la operación, pero posteriormente  anunciaron el fallo que afectará a la funcionalidad de ambos satélites, propiedad de la Comisión Europea.

Los dos satélites están siendo controlados y operados desde el ESOC, el Centro de Operaciones de la ESA en Darmstadt, Alemania.

Arianespace difundió un comunicado a última hora del 23 de agosto afirmando que los satélites, por razones hasta ahora desconocidas, habían sido colocados en una órbita equivocada por la etapa superior Fregat-MT del cohete Soyuz ST-B que se encargó de llevarles al espacio. Tanto el Fregat (Fragata en ruso) como el Soyuz (Unión en ruso) son de fabricación rusa.

El Fregat (en la imagen), que utiliza hidracina, un tipo de combustible líquido, se emplea precisamente para el posicionamiento de las cargas útiles porque es muy versátil y puede realizar hasta 20 encendidos de motor.

"Sólo cierto tiempo después de la separación de los satélites el análisis en curso de los datos suministrados por las estaciones de telemetría operadas por la ESA y la Agencia Espacial Francesa (CNES) mostraron que los satélites no estaban en la órbita prevista”, rezaba el comunicado de Arianespace.

La compañía europea dijo que las naves, que pesan cada una 730 kilos, no representaban un riesgo para la población en una órbita a 26.900 kilómetros de altura (en vez de los 29.900 kms. previstos) y con una inclinación de 49.8 grados con respecto al Ecuador en vez de los 55 grados previstos sobre el papel.

Problemas técnicos

Subir a la posición correcta desde un perigeo demasiado bajo –como es este caso- requerirá el uso del combustible que tienen las plataformas de navegación para sus maniobras regulares. También habrá que activar los motores para salvar el error de inclinación de la órbita. Todas estas operaciones dejarán los niveles de combustible tan bajos que restarán operatividad a los dos satélites afectados. Los expertos auguran que van a quedar finalmente inutilizados, dado que mantener la órbita es esencial en un sistema de posicionamiento como éste. Las soluciones planetan pues muchos problemas técnicos.

Los satélites Galileo 5 y 6 FOC (Full Operational Capability), bautizados como Doresa y Malena, eran los primeros de un pedido de 22 realizado a la empresa alemana OHB que tiene su sede en Bremen. Los dos siguientes lanzamientos se efectuarán en diciembre desde la base de la ESA en Guayana Francesa, también mediante el sistema Soyuz-Fregat.

La ESA y la Comisión Europea tienen previsto que se realicen cuatro lanzamientos más de Soyuz-Fregat, cada uno de ellos con dos satélites Galileo abordo; y tres lanzamientos más con cohetes más pesados Ariane 5, cada uno de ellos con cuatro satélites como carga útil.

Si se tiene en cuenta que ya hay cuatro satélites en órbita, más los dos afectados por la anomalía, eso deja cuatro más por construir para que se complete la constelación de 30 plataformas de la que constará el sistema de navegación y posicionamiento europeo Galileo, creado para convertirse en la competencia directa del estadounidense GPS (Global Positioning System) y el ruso Glonass. El nuevo sistema global costará 5.400 millones de euros y contará con servicios de búsqueda y rescate.

Tanto la ESA como la Comisión Europea han preferido no asegurar los lanzamientos de los cohetes Soyuz con los satélites Galileo e invertir esa considerable suma de dinero en un mayor equipamiento de los satélites. Así lo anunció en una rueda de prensa anterior al lanzamiento Didier Faivre, director de Programas de Navegación de la ESA.

"Esto se debe básicamente al hecho de que tenemos 22 satélites en la planta de producción. También tenemos muchos lanzamientos previstos. Estamos de alguna manera autoasegurados por nuestro proceso de adquisición. Preferimos invertir en hardware o servicios de lanzamiento que en ir al mercado de los seguros. Si algo va mal usamos los de repuesto. Queremos adquirir 30 y lanzar 30”, dijo Faivre.

Foto: Arianespace



Recomendamos

Lo más visto