2021: ¿una nueva Odisea del Espacio
Perspectivas >

2021: ¿una nueva Odisea del Espacio

|

Lamar Smith / Presidente del Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología de la Cámara de Representantes de EEUU.- En una pared de mi oficina enWashington DC, miro una foto tamaño póster tomada por el Telescopio Espacial Hubble llamada el Campo Profundo. Hace unos años, los astrónomos apuntaron el Hubble hacia una mota oscura del cielo tan pequeña que podría ser cubierta por el ojo de Abraham Lincoln que aparece en una moneda de un centavo de dólar mantenida con el brazo extendido. Dentro de esa pequeña área del cielo oscuro descubrieron 3.000 puntos de luz, cada uno de ellos una galaxia compuesta por un promedio de 100.000 millones de estrellas.

Para mí, esta imagen simboliza la necesidad de mirar más allá de la Tierra, de considerar nuestro lugar en el universo, y de soñar con infinitas posibilidades a través de la exploración de lo que está ahí fuera.

Otra foto que me impresionó mucho es la de la Tierra vista desde el espacio, un punto azul pálido en un mar de oscuridad. Los primeros norteamericanos que volaron a la Luna en la misión Apolo 8 en 1968 miraron a nuestro planeta a casi 400.000 kilómetros de distancia y contemplaron cómo todo lo que habían conocido se encontraba en esa canica azul.

A un nivel fundamental, la exploración espacial -la misión de la NASA- es la inspiración. Durante años he escuchado innumerables historias sobre cómo la NASA inspira a los estudiantes a estudiar matemáticas, química y física, y a los adultos a convertirse en científicos e ingenieros. Sin embargo, algunas de estas mismas personas ahora sienten que la NASA ya no les inspira, ni a sus hijos ni a sus nietos.

Los primeros pasos de la Humanidad en la Luna son un recuerdo lejano. Y con el retirada de los transbordadores espaciales, la NASA está pagando aRusia 70 millones de dólares por cada asiento para transportar a astronautas estadounidenses a la Estación Espacial Internacional.

Hay una sensación de que Estados Unidos se está quedando atrás, y que los nuestros mejores días ya han pasado. Hoy, las mejores naves espaciales y los cohetes más grandes de EEUU se encuentran en museos y no en las plataformas de lanzamiento.

Lamentablemente, el gobierno de Obama ha contribuido a esta situación. A los pocos meses de asumir el cargo, la Casa Blanca redujo drásticamente el presupuesto para el programa Constellation de la NASA para enviar de nuevo astronautas estadounidenses a la Luna. En su lugar , el presidente Barack Obama ha propuesto misiones robóticas y humanas a un asteroide anónimo.

El propio grupo consultivo sobre asteroides de la NASA ridiculizó esa misión, diciendo que "no debía ser considerada como una propuesta seria”. Aunque sobre este asunto sería difícil llegar a un consenso en el Congreso, sí lo hay a nivel general sobre el hecho de que la misión de recuperación de asteroides del presidente no inspira ni a la comunidad científica ni al público, que será quien pague la factura.

Entonces, ¿qué es una misión inspiradora? Tal vez un viaje a Marte. El planeta rojo siempre nos ha intrigado. Y una de las misiones más interesantes es un sobrevuelo de Marte con dos astronautas a bordo del vehículo Orion de la NASA. El cohete de carga pesada Sistema de Lanzamiento Espacial de la NASA, que se encuentra actualmente en fase de desarrollo, podría impulsar a Orion a Marte, pero serán necesarios módulos de soporte de vida adicionales.

El vuelo podría aprovecharse de una alineación única entre la Tierra y Marte en 2021, que también incluiría un sobrevuelo del planeta Venus. Dicha misión está a sólo ocho años de distancia, el tiempo que el presidente John F. Kennedy dio a la NASA para llegar a la luna y tomar el mando del liderazgo espacial a la Unión Soviética.

El equipo de diseño de ingeniería que está detrás de este proyecto se compone de ingenieros aeroespaciales ampliamente respetados, algunos de los mejores y más brillantes de la NASA.

No somos el único país interesado en extender el alcance de la Humanidad en el sistema solar. Una de las naciones con capacidad espacial llegará a Marte.La pregunta es si será Estados Unidos, Rusia o China.

Las grandes naciones hacen grandes cosas. El llamamiento del presidente Kennedy a la nación no era sólo de llegar a la Luna, sino también el recordatorio de que somos una nación excepcional.

Debemos reavivar dentro de la NASA el fuego que abrió el camino hacia la Luna. El futuro de los esfuerzos de exploración lleva a Marte. La primera bandera en volar sobre otro planeta de nuestro sistema solar debe ser la de Estados Unidos.

A principios de este año, el Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología de la Cámara de Representantes celebró una sesión de trabajos para examinar una misión de sobrevuelo a Marte para 2021. Los intervinientes declararon que la misión es factible. El comité aprobó recientemente una ley bipartidista de autorización a la NASA que explícitamente pide a la Agencia que realice una revisión independiente de una misión de sobrevuelo de Marte en 2021.

La NASA, la Casa Blanca y el Congreso deben considerar cuidadosamente este proyecto. Esta nueva y audaz misión de exploración del espacio profundo centraría nuestros esfuerzos e inspiraría a nuestra nación.



Recomendamos

Lo más visto