Juice se enfrenta a su ensamblaje final antes de viajar a Kurú
Europa >

Juice se enfrenta a su ensamblaje final antes de viajar a Kurú

Juice llegando a Airbus. Foto Airbus.
|

La nave espacial Juice ha llegado a las instalaciones de Airbus Defence & Space de Toulouse, donde se someterá a la última campaña de pruebas y al ensamblaje final antes de su viaje a Kurú, en la Guayana Francesa, para su lanzamiento hacia Júpiter en 2022.

Juice está de vuelta en Airbus, el contratista principal, después de tres meses de intensas actividades para las pruebas de vacío térmico en la cámara del Gran Simulador Espacial (LSS) en el centro de pruebas de la Agencia Espacial Europea (ESA) en el Estec de Noordwijk (Países Bajos).

El responsable del proyecto Juice en Airbus, Cyril Cavel, ha explicado que “ahora, en Airbus tenemos que avanzar sobre el gran trabajo de todos nuestros socios industriales y científicos. Estoy impaciente por que se lance esta ambiciosa misión y por ver el tremendo progreso que supondrá para el conocimiento humano”. Airbus finalizará ahora el ensamblaje de la configuración de vuelo, incluyendo la integración de las últimas unidades de los instrumentos y los paneles solares de satélite más grandes que jamás hayan volado en la exploración planetaria. Por último, los ensayos ambientales, incluidos los de compatibilidad electromagnética (EMC), mecánicos, de despliegue y de propulsión, continuarán hasta el año que viene en su carrera al lanzamiento.

Sobre Juice

 

La nave espacial Juice, de 6,2 toneladas, partirá en 2022 en su viaje de casi 600 millones de kilómetros a Júpiter. La nave llevará diez instrumentos científicos de última generación, entre los que se incluyen cámaras, espectrómetros, un radar que penetra en el hielo, un altímetro, un experimento de radiociencia y sensores para monitorizar los campos eléctricos y magnéticos y el entorno de plasma en el sistema joviano. 

Juice completará un recorrido único por el sistema de Júpiter que incluirá estudios en profundidad de tres lunas potencialmente oceánicas: Ganimedes, Europa y Calisto. Durante sus cuatro años de misión, la nave recogerá datos para comprender las condiciones de formación de los planetas gigantes gaseosos y la aparición de hábitats de vida profunda. Pasará nueve meses orbitando la luna helada Ganimedes para analizar su naturaleza y evolución, caracterizar su océano subterráneo e investigar su potencial habitabilidad.

 

¡Participa con tus comentarios en esta noticia!

 



Recomendamos

Lo más visto